Balotaje en Chile: finalmente, Enríquez Ominami apoyará al oficialismo y se espera empate técnico

El independiente Marco Enríquez-Ominami expresó su apoyo al candidato de la Concertación, Eduardo Frei, un gesto esperado y valorado por el oficialismo, que buscará el domingo retener el gobierno que ejerce desde hace 20 años en una segunda vuelta que, según el último sondeo difundido, presenta un cuadro de empate técnico.
"Declaro formalmente mi decisión de apoyar al candidato de este pueblo, el del 29 por ciento de chilenos que votaron el 13 de diciembre", reveló este mediodía el ex miembro del Partido Socialista al pronunciarse en la Sala de Lectura del ex Congreso nacional, en un mensaje leído en el que evitó mencionar al senador y ex presidente Frei.

Esperado por la Concertación desde la noche misma del 13 de diciembre, el respaldo no estuvo libre de renovadas críticas a los candidatos de la derecha, Sebastián Piñera, y del oficialismo, a quienes Enríquez-Ominami consideró "personajes del pasado, con los que no se puede construir el futuro".

"En el sector que apoya a Piñera, hay muchos que llenaron de luto nuestra patria. Son los cómplices de los que asesinaron a mi padre", advirtió Enríquez-Ominami en uno de los tramos más fuertes de la fundamentación de su voto al candidato de la Concertación, y reseñó que "con la derecha nos separa un abismo irreconciliable, nos separa la historia".

Aunque declaró su respaldo a Frei, el líder independiente reafirmó "la libertad de acción" para sus electores del 13 de diciembre, y llamó a todos los sectores progresistas a conformar un gran frente que permita iniciar "el verdadero cambio de Chile".

Desde la primera vuelta, tanto Frei como Piñera se preocuparon por enviar gestos a los electores de Enríquez-Ominami y al ex candidato mismo, a la espera de un pronunciamiento que les permitiera sumar buena parte del 20 por ciento de los sufragios que recogió esta incipiente tercera fuerza.

El pronunciamiento del ex PS -quien recibió en los últimos comicios 1,4 millones de votos-, se produce a cuatro días de la elección y momentos después que se diera a conocer la última encuesta de la campaña, que revela un virtual empate técnico al mostrar adelante a Piñera por apenas un 1,8 por ciento.

El sondeo de la consultora Mori proyectó que Piñera se impondrá con 50,9 por ciento de los votos, frente a 49,1 de Frei, en una encuesta en la que "la distancia entre ambos candidatos es inferior al margen de error", según aclaró la socióloga Marta Lagos. El sondeo no refleja posibles reposicionamientos tras el debate televisivo del lunes y la definición de Enríquez-Ominami.

La presidenta Michelle Bachelet, en tanto, valoró el respaldo del ex candidato independiente al destacar que el gesto demuestra el progreso que "sectores amplios de Chile" quieren.

"La encuesta que ha aparecido hoy demuestra un acortamiento muy importante a la distancia entre las dos candidaturas y en la práctica en un empate técnico y lo interpreto como que hay una candidatura que escuchó lo que la gente dijo en la primera vuelta", sostuvo la mandataria.

Para Bachelet, "eso ha significado crecer y la suma de apoyos, tal como la del diputado Enríquez-Ominami", por lo que vale destacar a "los sectores amplios que quieren que Chile siga progresando por una vía de equidad y solidaridad".

De 36 años, Enríquez-Ominami fue integrante de la Concertación que gobierna Chile desde el regreso a la democracia, pero se alejó de la coalición con una fuerte crítica a la vieja política que, considera, representan los partidos que la integran y serias discrepancias con el hoy candidato Frei y el titular del Partido Socialista, Camilo Escalona.

Todos los indicios y opiniones indican que la elección del domingo puede ser la más reñida de las últimas cuatro pulseadas presidenciales desde el final de la dictadura de Augusto Pinochet.

Comentá la nota