Los balnearios empezaron a plantearse una temporada alta que dure seis meses

Una tendencia que se afirma año tras año es adelantar los trabajos de acondicionamiento en playas * La idea es ampliar y mejorar la oferta de servicios * También se presentan opciones gastronómicas durante los meses de invierno *
Extender el tiempo de duración de la temporada estival en el apartado de servicios y aumentar el flujo de clientes son los dos principales objetivos de los empresarios del sector turístico, en particular de aquellos que administran las unidades turísticas fiscales. En rigor, los balnearios plantean reformas que sostendrán los ajustes necesarios para ratificar el rumbo emprendido hace unos años, cuando fueron ejecutadas algunas mejoras estructurales en la costa.

En materia de precios prosigue la tendencia prudente de años anteriores, de acompañar el nivel general de inflación (la que estiman medios privados, no la del Indec) e incluso situarse por debajo del promedio de aumentos de los insumos típicos del verano. Ya se conocieron los precios sugeridos para el alquiler de sombra y hoy se cerrará el menú con las sugerencias que hará los martilleros y dueños de inmobiliarias para los precios de alojamiento extrahotelero (ver aparte).

Mientras tanto, la ciudad también se prepara para recibir al turismo con reformas que pretenden embellecer el sector costero, en particular atendiendo a algunas reparaciones necesarias tras la sudestada sufrida meses atrás.

La intención de los empresarios de balnearios es ampliar la gama de servicios y mejorar aquellos que permitan extender la temporada alta a seis meses y avanzar en la continuidad comercial durante el invierno y otoño, apoyando de alguna manera el slogan oficial del gobierno municipal: "Mar del Plata 12 meses".

Los administradores de los balnearios pretenden mejorar la gastronomía, ofrecer más entretenimientos y extender el período de mayor actividad a 6 meses. Es por ello que ya están realizando los primeros aprestos en la instalación de las estructuras que sostendrán las carpas. Saben que el fin de semana largo del 12 de octubre estarán abiertos, aunque no al 100 por 100, estableciendo contactos y reservas (en gran cantidad) de cara al próximo verano.

El tema de las tarifas

En este sentido, ya se dio a conocer que las tarifas de las carpas se incrementarán alrededor del 13 por ciento respecto al año pasado, afirmó Esteban Ramos, presidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios de la República Argentina (Cebra). En La Perla el alquiler de carpas estará entre los 3.700 y 3.950 pesos la temporada. En la zona de Varese, 2.950 pesos. En Playa Grande y el sur, entre 5.700 y 6.250 pesos. En Punta Mogotes, de 3.600 a 3.700 pesos en promedio.

"Los balnearios están trabajando para la próxima temporada de verano. En muchos sectores de la costa ya se han emparejado los lotes de arena, que después del temporal de julio había producido algunos desórdenes o destrozos.

Ya se está comenzando con el plantado de los palos. El servicio se empieza a prestar a partir del fin de semana del 12 de octubre, que es donde viene más gente, sobre todo de Capital y Gran Buenos Aires, que es nuestro principal proveedor de turistas", manifestó Ramos.

De esta manera se refirió al fin de semana largo que los operadores turísticos suelen evaluar como termómetro de lo que pueda llegar a ocurrir durante el verano en materia de flujo de visitantes.

"Para esa fecha vamos a tener tarifas con descuento por pago contado, promociones con tarjeta de crédito en cuotas, sin interés y distintas facilidades para facilitarle a la gente la contratación de la carpa o la sombrilla", apuntó Esteban Ramos, de Cebra.

Antes

"Estamos tratando de abrir antes. Es una tendencia que se viene apreciando hace años. Aunque no pretendemos ofrecer un servicio nocturno y tampoco los 12 meses. De todos modos, los fines de semana que hay buen tiempo se trabaja en el aspecto gastronómico", manifestó el presidente de Cebra.

"En general, podemos decir que La Perla y Punta Mogotes es de los marplatenses y por ahí en Playa Grande y la zona Sur hay más de preponderancia de los clientes de Buenos Aires", señaló Ramos.

En Punta Iglesia

Personal municipal ya puso en condiciones el sector conocido como Paseo de las Américas y la plaza que suelen utilizar los pescadores.

Empero, otro de los sectores que pretende ser embellecido es el de Punta Iglesia. Un grupo empresario presentó una propuesta directa y privada, para modernizar todo el sector invirtiendo alrededor de 2.400.000 pesos. Ya que no hay proceso licitatorio en el medio, es potestad del Honorable Concejo Deliberante analizar el proyecto para decidir si es viable o no, y si desde el municipio se le otorga la autorización pertinente.

Por lo pronto, la propuesta de inversión está siendo analizada en las comisiones internas (en la de Legislación y la de Turismo) y, si bien se desconocen los plazos, se estima que de ser autorizado los nuevos encargados tomarán posesión del balneario antes del inicio del verano. La inversión mayor se procederá a efectuar después de la temporada.

"Se trata de un proyecto novedoso, con una fisonomía de futuro y vanguardia. Apunta a recuperar el espacio público en el sector de carpas (habrá menos), mejorar la circulación peatonal en los pasillos y la vereda (un sector en el que ya hubo refacciones) y recuperar el espigón de los pescadores (otorgándole iluminación y mejorando la seguridad). Además, la sala de máquinas irá semienterrada, algo que es novedoso", manifestó Martín Sala, director de Marketing del Ente Municipal de Turismo (Emtur). "Sería una concesión por 12 años más una prórroga", añadió el funcionario.

En el Paseo Dávila

Desde la Municipalidad se reiteró que en los primeros días de octubre se realizará el llamado a licitación pública para la reparación del Paseo Dávila. El titular de Obras, Manuel Regidor, estimó que será el día 9. Y que de inmediato correrá el plazo de 60 días para la ejecución de los trabajos. Se trata de la obra que se debe realizar en ese sector costero tras el fenómeno mareológico que azotó a la ciudad en julio pasado.

El presidente del Ente Municipal de Obras y Servicios Urbanos (Enosur), Manuel Regidor, manifestó que "se elaboró el pliego de bases y condiciones para la reparación del paseo Dávila dado que, conforme al monto de obra, corresponde la realización de una licitación pública".

"La obra contempla la reparación del muro del sector erosionado por la marejada, la reconstrucción de las veredas y el recalce de pavimento a fin de asegurar las condiciones de transitabilidad del sector", afirmó el funcionario.

En este sentido, Regidor señaló que además "se elaboró un proyecto con la Dirección Provincial de Hidráulica para realizar una obra de protección costera del paseo a fin de prevenir daños futuros".

Comentá la nota