Ballarino salió a controlar bares, restaurantes y cartelería publicitaria.

El Director de la Agencia Municipal de Recaudación, Gabriel Ballarino, informó que la dependencia a su cargo desarrolló diversos controles durante el viernes y sábado en horario nocturno. "En principio lo implementamos en bares y restaurantes de las calles Alem, Bernardo de Irigoyen, Güemes y Olavarría. Allí establecimos puntos fijos para controlar las ventas durante esos días. Se llevó adelante con personal de Fiscalización Externa y en total fueron más de 20 comercios controlados", señaló.
Gabriel Ballarino explicó que además, se realizó un control y relevamiento en referencia al pago de la Tasa por Publicidad y Propaganda "Realizamos inspecciones con el área de Publicidad y Propaganda y relevamos más de 80 carteles, marquesinas y otros tipos de cartería con publicidad exhibidas por los comercios, detectando irregularidades en el 60% de los casos".

"Hemos entregado a los comerciantes un requerimiento para que en el transcurso de la semana regularicen las observaciones que formulamos y abonen los derechos de publicidad y uso del espacio público según sea el caso", describió el funcionario.

El titular de la Agencia de Recaudación Municipal adelantó que "Los comerciantes del Partido de General Pueyrredón deben saber que es obligatorio declarar sus carteles, marquesinas y propagandas que alli se exhiben, por lo cual deben abonar los derechos respectivos. Si en los relevamientos que estamos efectuando detectamos comercios que no lo hacen, le enviaremos una liquidación de oficio por los derechos impagos, pero además aplicaremos la multa correspondiente, conforme nuestra Ordenanza Fiscal".

"Además, existen carteles colocados en comercios que poseen nuevas tecnologías de displays y luces o leds, lo cual permite que un comercio transmita no sólo publicidad de su marca, sino que también de otras empresas de los más variados rubros. Realizamos estos operativos de noche, ya que es el momento en donde podemos observar la cantidad de marcas que se exhiben mediante el uso de estos carteles. Es sabido que el comerciante realiza contratos de publicidad con esas marcas y ello revela que es mayor su capacidad contributiva, además de que produce una contaminación visual muy importante", concluyó Ballarino.

Comentá la nota