Balestrini pidió reflotar la interna abierta para candidato a presidente.

Reclamó que se convoque para elegir a los candidatos para el 2011.
En un intento por calmar las convulsionadas aguas políticas de la última semana, el vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, planteó ayer la necesidad de reflotar las internas abiertas y simultáneas en todos los partidos para la elección del candidato a presidente de 2011.

Mientras fuentes cercanas al gobernador, Daniel Scioli, sugerían que marzo de 2011 podría ser una buena fecha.

Es parte de una estrategia conjunta de Balestrini y Scioli para salir a tapar las goteras y capear el temporal, después de la derrota del oficialismo del domingo pasado.

No sólo son la pareja que conduce la principal provincia del país. Tras la renuncia de Néstor Kirchner, Scioli quedó a cargo del justicialismo. Y Balestrini es el conductor del PJ bonaerense y secretario político del PJ nacional.

Ambos tienen que afrontar juntos, entonces, las urgencias de gestión de la Provincia y la convulsión del peronismo.

Pero tras una semana muy difícil para Scioli, el gobernador decidió correrse un poco de la interna política y mostrarse más en la gestión. Balestrini, en cambio, tiene diálogo cotidiano con intendentes y dirigentes provinciales y más libertad para dedicarse a los temas políticos.

El vicegobernador ya había lanzado la propuesta de reflotar las internas abiertas a fin del año pasado, cuando se postuló para la conducción del PJ bonaerense. Scioli se había manifestado en el mismo sentido en un reportaje con Clarín hace dos semanas.

Por cierto que no eran los únicos. Muchos peronistas disidentes también venían reclamando internas abiertas en el PJ para la elección del próximo candidato presidencial. Tras la derrota del oficialismo del domingo pasado, ese pedido se transformó en clamor.

Quizá por eso, Balestrini se apuró a oficializar la propuesta de reflotar la Ley nacional 25.611 de internas abiertas y simultáneas y la 12.915, que establecía lo mismo en la provincia.

Sus declaraciones incluyeron tres pasajes que muestran un intento explícito por tomar distancia de algunas de las actitudes que más se le critican al kirchnerismo.

Primero, incluyó una autocrítica, al reconocer que "tendríamos que volver sobre nuestros propios pasos, porque la ley de referencia fue derogada el 15 de Noviembre del 2006, en la Cámara de Diputados de la Nación que yo presidía".

Luego, al sugerir un diálogo con todas las fuerzas políticas: "No será una decisión unilateral. Menos aún una imposición. Debe surgir del consenso", subrayó.

Y al final, eligió parafrasear a San Agustín para dejar un mensaje dirigido a la política terrenal: "Errar es humano, perseverar en el error es diabólico. Y si de algo estamos convencidos, es de que los dirigentes con razonabilidad, aprendemos de las equivocaciones".

Comentá la nota