Balestrini acusó golpe y pagó a los kirchneristas bonaerenses

Balestrini acusó golpe y pagó a los kirchneristas bonaerenses
El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires y presidente del Senado, Alberto Balestrini, dio por suspendido su amague de rebeldía y volvió a mostrar amor al poder presidencial a través de trato preferencial dispensado, en el reparto de las comisiones legislativas de ese cuerpo, a los senadores que se definieron como K hace algún tiempo.
La cosa no fue sencilla en el frente interno del bloque de senadores del Frente Para la Victoria/Partido Justicialista de cara a la resolución del reparto de comisiones en el Senado provincial. Se llegó a insinuar la ruptura de la bancada por parte de los senadores que poseen línea directa con el poder presidencial.

Atento a la política del péndulo, el presidente de ese cuerpo, Balestrini, luego de hacer caso omiso a algunas recomendaciones del poder K en instancia de la elaboración de la Reforma Electoral, ahora volvió sobre sus paso y "no dio de que quejarse" al mandamás.

La tres principales comisiones legislativas permanentes de la Cámara alta están presidida por senadores del frente que adentro "juegan incondicionalmente" con el gobierno nacional y que se mostraron en reiteradas ocasiones como senadores K, el denominado grupo de los seis.

Como se sabe, el senador Roberto Ravale, es una pieza central dentro del ala K del sciolismo: presidirá la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdo. El senador Patricio García, alguien que tiene las características del converso en planeta K, seguirá al frente de Presupuesto cuando la embestida para correrlo fue grande. Y la capitana del grupo k bonaerense, Cristina Fioramonti, será quien presidirá Legislación General.

Pero la lista sigue, el senador kirchnerista Guido Carlotto será el presidente de Derechos Humanos y Garantías, algo que perecía negársele en la víspera. El senador tresarroyense de Néstor Kirchner, Roberto Fernández, presidirá Comercio Interior, Pymes y Turismo.

Por si todo esto fuera poco, el senador bahiense, quien se considera un integrante del FpV no peronista y que fuera colaborador de Graciela Ocaña en su paso por el Gobierno Nacional, Santiago Nardelli, comandará Trabajo y Previsión Social.

Es decir, los seis senadores que en algún momento plantaron bandera para que los lineamientos del poder K sean tenidos en cuenta en el ámbito del bloque de senadores fueron gratificados por una presidencia de comisión, entre las que se cuentan las tres más importante. Balestrini postergó sus ansias diferenciadoras del poder k, aunque algunos creen que es demasiado tarde.

Comentá la nota