Balanza: lo bueno y malo de cada postulante.

Adolfo Bermejo: Candidato a senador (PJ)

+No se prendió en las confrontaciones y trató de mostrarse como un político que hace propuestas. Fue el primero en apoyar la reforma a la Constitución con la boleta del Sí...

-Se lo vio incómodo cuando sus opositores acusaron a los legisladores K de votar sólo lo que pide la Casa Rosada. Se refirió más a las gestiones de un intendente que a la de un senador.

Omar Félix: Candidato a diputado (PJ)

+Se hizo cargo del kirchnerismo. Fue el más sólido en la defensa de la gestión nacional. Recordó que hace seis años el país estaba a punto de la disolución.

-Se enojo y rompió la ley no escrita que dice que el que se calienta pierde. Sus rivales le marcaron contradicciones sobre la eliminación del impuesto al cheque y la de Glaciares.

Ernesto Sanz: Candidato a senador (Frente)

+Instaló el tema de los recursos nacionales en el debate. Intentó llevarse el compromiso de los otros partidos para que, llegado el momento, voten siempre por Mendoza.

-Redundó sobre los 1.500 millones que Mendoza cede año a año a la Nación por leyes votadas en la crisis. Pidió el voto para el Frente para que Julio Cobos pueda ser presidente.

Ricardo Mansur: Candidato a diputado (Frente)

+ Hizo enojar a Félix, cuando marcó las contradicciones del peronista sobre el impuesto al Cheque. Lo comprometió a que apoye la Ley de Glaciares. "Que conste en actas", dijo.

- Apeló demasiado a los índices de la economía para remarcar que estamos en recesión. En el primer bloque, arrancó con timidez y fue ganando confianza.

Juan Carlos Aguinaga: Candidato a senador (PD-Pro)

+Usó sus antecedentes como jurista y ministro de Seguridad para hablar de un tema espinoso que los demás obviaron. Marcó las contradicciones de los cobistas en el Congreso.

-Fue el menos "picante" y con su hablar pausado aburrió un poco. No estuvo coordinado con el mensaje que transmitió De Marchi, su compañero de boleta.

Omar De Marchi: Candidato a diputado (PD-Pro)

+Sorprendió cuando mostró las boletas que en 2007 llevaron a peronistas y cobistas en las mismas listas. Fue el más canchero a la hora de criticar a sus rivales. "Son hermanos", dijo.

-Tuvo una frase poco feliz, cuando intentó sincerar el discurso de sus contrincantes: "Mintámosle a cualquiera, menos a los jubilados", dijo. Apeló a los eslogans del macrismo.

Comentá la nota