Balance luego de un año de gestión Capitanich dijo que su gobierno es honesto

Lo hizo específicamente al referirse a la denuncia publicada por un medio nacional por una sobrefacturación de 70 millones de pesos en la obra de la ruta 7. En una rueda de prensa, también aseguró que se cumplieron con los objetivos planteados para este primer año al frente del Ejecutivo Provincial. Atribuyó los cuestionamientos sobre Aerochaco, el hospital de Castelli y la armonización, a operativos de la oposición. Marcó como un logro la disminución de los índices de pobreza.
En la primera parte de su alocución exhibió datos que hablan de un descenso de los índices de pobreza en nuestra provincia, al señalar que existen 200.000 pobres menos en la provincia.

En todo momento marcó diferencias con las gestiones alianciastas de Ángel Rozas y Roy Nikisch al hablar del crecimiento del empleo y de los índices macroeconómicos.

Señaló que desde la Alianza se encargan de “mentir y agitar fantasmas” al ser consultado sobre el convenio de armonización.

Hablando en tercera persona dijo que Capitanich es una circunstancia, para agregar que “en 4 años me voy y quiero dejar una provincia ordenada”.

Sobre el ámbito educativo se jactó de que “este año Chaco tuvo 182 días de clases para secundarios y 187 para primaria, por primera vez en 25 años de democracia”.

En un párrafo aparte, el gobernador indicó que uno de los mayores logros desde primer año de gestión y que debía darse así fue la recuperación del Estado a través de tres ejes fundamentales de acción: la planificación por medio de presupuesto por programa, la intervención inteligente del Gobierno y el control de los resultados por medio de instrumentos de medición y verificación fiables. Se trata de 45 programas por presupuestos que dejarán atrás al Estado departamental permitiendo el control y la transparencia del destino de cada peso del Estado Provincial.

Este programa estará en poco tiempo al alcance de todos los chaqueños vía Internet para que cada uno pueda controlar en que se invierte el presupuesto provincial e intervenir o cuestionar lo que considera incorrecto. “Además esto va a permitir desmitificar algunas cuestiones y transparentar las discusiones políticas. Porque más allá de los chicaneos en política hay que ser serios y si podemos medir la gestión por resultados nos vamos a evitar escuchar declaraciones o acusaciones al voleo”, explicó.

Comentá la nota