Balance de Jaque: el país no creció este año por culpa de la "intolerancia política"

A pesar de todo, el mandatario pronosticó un 2010 mucho mejor, porque la vuelta de "las inversiones y el trabajo". Reconoció que 2009 fue "bastante doloroso" para muchos argentinos.
El gobernador Celso Jaque pronosticó hoy un 2010 "mucho mejor" que el 2009 y añadió que el país no creció este año a un elevado ritmo porque reinó la "intolerancia política".

Jaque afirmó en declaraciones a una radio que "los grandes nubarrones mundiales están desapareciendo" y que en Argentina "empieza a recuperarse la racionalidad".

"No tengo dudas de que 2010 no solo será el año del bicentenario, sino también un año mucho mejor que este", añadió Jaque, mostrando su optimismo al cerrar un año con déficit fiscal.

Según las observaciones del mandatario, está volviendo a aparecer el trabajo y las inversiones, y se está incrementa el consumo.

"Todas estas cosas necesitamos para combatir aquellos males que tanto daño nos hacen como sociedad como son la pobreza y la indigencia", aseguró Jaque.

En esa línea, reconoció que este 2009 fue "bastante doloroso" para muchos argentinos, sobre todo para aquellos que perdieron el trabajo o que vieron frustrados sus proyectos. Por ello, el mandatario pidió a la oposición "tolerancia y responsabilidad".

"Argentina es uno de los países que podría haber crecido, como China o India, pero no creció no por problemas económicos o financieros sino por políticos, por intolerancia", afirmó a radio FM Red 101 (Escuchá el audio).

En Mendoza, la necesidad de financiamiento hizo que el pago a proveedores y contratistas del Estado se atrasara por más de 180 días y fuera reprogramada directamente para el año próximo.

La oposición provincial en la Legislatura, en tanto, estimó que la provincia registrará un déficit de 1.000 millones de pesos en 2010, lo cual fue descartado por el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni.

Las cuentas de Jaque están en rojo, al punto que a la hora de redactar el Presupuesto para el año que viene el gobernador pidió no incluir la estimación de una aumento salarial para los empleados públicos.

La pauta anual para sueldos fue de 4.120 millones de pesos en 2009, por lo que por cada punto de aumento salarial que se acuerde en 2010 el Gobierno provincial deberá contaron con 41 millones de pesos adicionales cada doce meses.

Las cuentas de Jaque están en rojo, al punto que a la hora de redactar el Presupuesto para el año que viene el gobernador pidió no incluir la estimación de una aumento salarial para los empleados públicos.

La pauta anual para sueldos fue de 4.120 millones de pesos en 2009, por lo que por cada punto de aumento salarial que se acuerde en 2010 el Gobierno provincial deberá contaron con 41 millones de pesos adicionales cada doce meses.

No obstante, la Legislatura autorizó a Jaque a adherirse al Programa de Asistencia Financiera (PAF), lo que le permitirá refinanciar 488 millones de pesos de la deuda que la provincia tiene con la Nación.

Ese refinanciamiento no más que un cambio de deuda por otra más barata al 6 por ciento anual.

Comentá la nota