Balance de los ediles en la última sesión del año

La última sesión ordinaria del Concejo Deliberante dejó en sí misma lo que podría considerarse como un resumen de todo lo acontecido durante el año. No sólo los ediles presentaron una síntesis de su actividad legislativa sino que aprobaron una inmensa cantidad de expedientes que lograron despacho de las 5 comisiones legislativas presentes en el Cuerpo.
La 22º sesión ordinaria fue presidida por el presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Lázaro. Situación que fue resaltada por el concejal del PACh, Jorge Iriarte, dadas las reiteradas ausencias del vice intendente a lo largo de todo el período y que debió ser suplido por la vicepresidente del Concejo, Virginia Menghini (PJ).

A falta de uno, fueron 4 los proyectos que se aprobaron sobre tablas. Y de los 13 concejales sólo prefirieron no hablar en la Hora de Preferencia 2 de ellos: el presidente del bloque Justicialista, Raúl “Pipo” Villahoz y su compañero de bancada Sergio Segovia.

En ambos casos adujeron que prefirieron no exponer su trabajo a lo largo del año al regreso de un cuarto intermedio imprevisto. Como ocurre desde el 21 de agosto a la fecha, los familiares y amigos de las hermanas Mónica y Verónica Sosa se concentraron en la Plaza San Martín y marcharon en reclamo de Justicia.

Pero lo que provocó que se interrumpiera la sesión fue el final de la marcha antes de proceder a la desconcentración.

Un cartel con los rostros de las hermanas fallecidas, luego de que una coupé Chevy conducida por Mario Esteller las arrollara y matara, fue colocado en las ventanas del Concejo.

Redoblantes, palmas, panfletos, silbidos, improperios y un megáfono imposibilitaron que se pudiera proceder con el encuentro legislativo. Las puertas de ingreso al recinto se cerraron y no se pudo seguir grabando “por los fuertes ruidos”.

El encuentro que comenzó a las 9:50 debió aguardar 30 minutos para continuar hasta las 12:45.

Frente a las puertas del Concejo Deliberante y de la Municipalidad también se volvió a repetir una postal que acompañó una gran parte del año: un grupo de desocupados siguió de cerca los acontecimientos.

LAS CRITICAS

Ricardo Masseroni juró dos veces en el año a un mismo cargo: como legislador municipal por el Radicalismo. La primera vez lo hizo cuando el concejal Martín del Villar solicitó una licencia por 60 días; la segunda, cuando éste renunció.

Calificó su pasar por el Concejo Deliberante en ambas oportunidades hasta la fecha como un año que “no ha sido fácil”.

Habló de las trabas con las que se encuentran los partidos de la oposición al momento de intentar desarrollar su labor. No faltaron en el listado la falta de respuesta a los pedidos de informes por parte del Ejecutivo, la falta de debate y la falta de diálogo con el Municipio.

También guardó un párrafo para todas las apreciaciones que tuvieron para con él los ediles de la bancada oficialista: “inspector frustrado”, “mentiroso”, “obsesionado”. Todas éstas “sin atender a que las unidades de transporte público de pasajeros circulan en infracción; sin entender que las antenas de telefonía nos están causando mucho mal; sin obtener respuesta de sectores del Ejecutivo Municipal, como la Dirección de Tránsito”.

Señaló que él fue quien se subió a colectivos, viajó con la gente y atendió su reclamo. Y aclaró que “no todo fueron denuncias y quejas”, sino que existieron proyectos que intentaron dar solución a los problemas, como la necesidad de contar con una mayor cantidad de estacionamientos para los moto vehículos. Destacó que esto está ocurriendo.

El edil que sigue esperando mantener una reunión con los gerentes de Servicoop Pablo Timinieri y Meraldi, concluyó que desde la Unión Cívica radical están convencidos de que la democracia implica diálogo y no imposición.

EL ANALISIS

La última sesión ordinaria del año en curso comenzó con el pedido de un minuto de silencio por el fallecimiento de quien fuera concejal Rodolfo Casamiquela.

El primero en tomar la palabra fue el concejal por el PACh, Jorge Iriarte, quien recordó al distinguido ex legislador municipal cuando era parte del Poder Legislativo municipal.

“Se fue un amigo”, dijo y en su semblanza destacó las cualidades que hicieron de Casamiquela una persona que “enalteció la actividad política”.

Por séptima vez, Iriarte rindió cuentas de lo actuado durante el año, según lo establece la Carta Orgánica Municipal.

Tras reconocerla labor de sus auxiliares de bloque, señaló que la producción fue constante y sólida y manteniendo una responsable preocupación por los temas nacionales, provinciales y municipales.

Aprovechó para remarcar que entienden que es necesario que el Municipio avance en controles estratégicos para lograr el cumplimiento de la gran cantidad de normas que ya existen, antes de sumar más de ellas.

Resaltó la necesidad de adelantarse a los acontecimientos al señalar la forma en que fue abordado a lo largo del año la problemática de la crisis internacional y sus posibles consecuencias en el orden nacional, provincial y local.

Llamó a “extremar las precauciones y a evaluar el día a día para evitar situaciones críticas”.

Como la mayoría de los ediles, quiso destacar el trabajo conjunto de todos los legisladores municipales en torno a la ordenanza que llama a elecciones para el año entrante de convencionales constituyentes para reformar la Carta Orgánica y la aprobación de la norma conocida como Madryn libre de humo de tabaco.

NO CANTIDAD,

SI CALIDAD

Para el concejal por el Polo Social Oscar Pétersen “hemos tenido una producción en proyectos que tal vez en el orden numérico no sea muy significativa, pero también debe hablarse de su calidad”.

La producción legislativa del edil fue de 24 proyectos, y quiso destacar que sólo 2 de ellos fueron declaraciones de interés. Como si fuera un mensaje hacia sus pares que presentaron infinidad de proyectos, quiso destacar que los pedidos de informes no fueron respondidos y que existieron 5 proyectos reordenanzas, entre los que destacó: aquella que intenta dar soluciones para los problemas ambientales que genera el polvo en suspensión, aquel que permitirá que este verano no existan casillas rodantes en el sector de playas antes de llegar al Monumento del Indio, o la que permitió que todos los vehículos oficiales estén debidamente identificados con un número.

CANTIDAD Y CALIDAD

La respuesta no tardó en llegar. Con un total de 114 proyectos presentados, la concejala Andrea Romero (PJ) indicó que es importante tanto la cantidad como la calidad de proyectos presentados ala hora de realizar un balance de la gestión legislativa de cada uno de los concejales.

EL PROVECH

Tanto el presidente del bloque del ProVeCh, Ariel Salvador, como su par, Ricardo Garagarza, resaltaron el papel que cumplió esta fuerza política de características vecinalista en su primer año de gestión.

Para el caso, Garagarza llamó a la población a involucrarse en la actividad política y a no criticar tanto.

Salvador destacó que en este primer año de gestión, su bloque llegó a atender 2908 vecinos que se acercaron hasta el Concejo en búsqueda de las más diversas soluciones.

CONCEJO EN EQUILIBRIO

Para la concejala Virginia Menghini este Concejo Deliberante se caracterizó por atender y escuchar a cada uno de los vecinos; “un Concejo en el que se ha llevada a cabo las iniciativas que ellos proponen, que sin experiencia previa en algunos de sus concejales ha llevada a cabo una importante labor tendiente al mejoramiento del nivel de vida de la población”.

“Se logró el equilibrio”, dijo y consideró que se participó en varios encuentros y reuniones con autoridades municipales y sectores.

Destacó que ayudó a que se concreten algunas ordenanzas y proyectos que luego resultaron aprobados.

Comentá la nota