BALANCE A DOS AÑOS 10 temas que Gutiérrez no pudo

Cómo si se tratara de un sube y baja de una plaza cualquiera; de un lado pusimos los logros tal como la Gestión los destacó.
Ahora, apuntamos 10 temas en los cuáles la administración mostró que no pudo. Cada lector podrá completar la tarea con datos de su propia cosecha.

1.- PARTICIPACION CIUDADANA

No pudo cumplir con su promesa firmada ante escribano público, de participación ciudadana en cuestiones centrales de la vida de la ciudad. Rápidamente se distanció de las organizaciones vecinales como Bernal Unido, Quilmes Unido, y lo que más tarde fue el Foro de entidades. No pudo sumarlas a trabajar por la ciudad. Algo similar ocurrió en materia educativa. Gutiérrez, ante escribano público, prometió transparentar el Consejo Escolar, abriendo una etapa de participación ciudadana que tampoco pudo cumplir.

2.- COMCOSUR

Gutiérrez no pudo recuperar para Quilmes el lugar de liderazgo que naturalmente le corresponde entre los distritos de la zona.

Ni siquiera logró presidir el Consorcio en una gestión rotativa. Simplemente cuando al comienzo de su mandato desnudó su vocación de asumir la presidencia del conjunto, obtuvo como toda respuesta la paralización política por la ausencia de apoyo entre los demás mandatarios comunales que lo integran.

3.- OBRAS PÚBLICAS

Si algo caracterizó al kirchnerismo fue la aplicación de fondos nacionales en distintos distritos del país. Opinable pero cierto, en el primer tramo que coincidió con el mandato de Néstor Kirchner, Quilmes recibió fondos nacionales hasta pagar escandalosos sobreprecios en cada una de las obras encaradas. Gutiérrez no pudo cumplir una sola de sus reiteradas promesas en materia de fondos nacionales, para mejorar la infraestructura de la ciudad. Todo el discurso se ha resumido a las bienvenidas tareas de la empresa Aysa en el Oeste del distrito.

4.- TRASFORMACION DE LA ADMINISTRACIÓN

A pesar de estar frente a un grupo político que se autodefine como de una orientación política diferente a la que vino administrando la ciudad hasta aquí, Gutiérrez no pudo concretar una sola ordenanza que genere opinión en materia de administración del Estado. Todo sigue bajo los mismos principios.

5.- LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Gutiérrez no pudo cumplir con su promesa de jerarquizar el área de responsabilidad empresaria . Esta era el camino que prometió seguir a la hora de canalizar los dineros negros del Estado. Con su responsable presentado en público y todo, el área nunca vio la luz del día. Todo indica que la dinámica preexistente pudo más. Las exposiciones, el escándalo en Tránsito y en la dirección de Comercio, aún sin saldar; y la noche, son parte de esta historia, que tiene otros capítulos muchos más delicados, como por ejemplo los alquileres, las horas extras, y los nombramientos, entre otros.

6.- PACO Y DROGAS

La muerte de Matías Secco ocurrida el fin de semana anterior, tiene en su base, al menos, dos promesas de campaña que Gutiérrez no pudo cumplir.

Una tiene que ver con la lucha contra el Paco . También aparece con toda crudeza el alcohol y otras drogas. Unos contra otros, dieron cuenta de una vida. Más allá de las buenas intenciones testimoniales que repite la gestión en materia de desarrollo social, los chicos siguen en la calle, sin que el Estado garantice sus derechos. Y los jóvenes deambulan alegremente más alcoholizados que una cuba, rumbo a un garage, camino a casa. El caso de Buonanotte puede también aportar lo suyo para completar el cuadro.

7.- CONSTRUCCION POLÍTICA

Gutiérrez no pudo consolidar la construcción política que se propuso desde el primer día que llegó a su cargo.

Seguro de poder transformarse en un líder de una multitud, Gutiérrez abandonó alegremente 30 mil votos tijera de la clase media quilmeña.

El resultado electoral del 28 de junio probó lo riesgoso de esa experiencia, que le devolvió un crudo rechazo de todos los sectores medios, y tan solo el 37,5 % de los votos totales de la herradura más profunda de la ciudad. En los lugares donde mejor le fue (barrios Iapi y La Paz), apenas cruzó el 50 % de los votos. A juzgar por como se mueve la gestión, todo indica que apunta a confiar su futuro político en lo que pueda lograr con las 4 mil personas que tendrá financiadas a través de las cooperativas, que no es poco.

8.- MOSTRAR UN EQUIPO DE GOBIERNO

Gutiérrez no pudo ofrecerle a la ciudad la solvencia de un equipo gobernando, atento a las distintas realidades que conviven legítimamente en el distrito. El clima de hostilidad interna es de tal nivel, que a poco de andar las principales figuras del gabinete abandonaron todo interés por ocultar las disputas. En una mirada más cercana, se distinguen tres grupos: dos de ellos con llegada y peso político.

El tercero como un aporte técnico. Se trata de las palomas y los halcones .

El primer grupo, más numeroso, es que habita el microclima diario del jefe Comunal. Son personas llegadas desde el entorno gremial y familiar del Intendente. Sin experiencia política ni en la administración pública, disputan con los halcones a ver quien es más metalúrgico .

Los halcones , en cambio, vienen de la vertiente ideológica. Cultores de una mirada radical de izquierda, le aportan al gobierno lo más transgresor y audaz. Se trata de funcionarios que tampoco arrastran experiencia política de gobierno, salvo alguna honrosa excepción puntual.

Ambos grupos alientan en Gutiérrez sus valores más metalúrgicos . En público insisten con construir desde posturas duras y frías , a pesar del inmenso costo que esta actitud representa en términos de una opinión pública ávida de una sociedad más humana .

9.- INTEGRAR A MASSUH

Gutiérrez no pudo integrar lo acontecido con la empresa Massuh, como uno de los logros de su gobierno.

Más allá de los discursos iniciales, y la participación del secretario de Producción municipal en su Directorio, la experiencia se sumergió en el más estricto silencio, quedando en el olvido aún cuando el Intendente habló frente a todo su gabinete. Queda por conocer si la omisión responde a dificultades no esperadas en la administración de la papelera.

10.- MOSTRARSE PERMEABLE A LA SANA CRÍTICA CIUDADANA

Gutiérrez no pudo mostrarse dispuesto a incorporar matices que le llegan del intercambio natural en una sociedad democrática.

La experiencia prueba que la indiferencia todo terreno terminó siendo la política, con la que abordó las distintas y crecientes inquietudes ciudadanas. La formula aparece así: primero dosis homeopática de interés oficial; luego indiferencia en estado puro.

Así la administración trató a cada una de las agrupaciones vecinales que estaban trabajando antes de su llegada al gobierno. El mismo trato merecieron las nuevas inquietudes que fueron apareciendo en el camino. Ahora será cuestión de observar como evoluciona el cuadro que ofrece el padre de Matías Secco.

Por ahora estamos en el estadio homeopático . No es de extrañar que si persiste en su interés de participar, el hombre pronto termine haciendo una antesala de cuatro horas.

Final: El lector necesita tener en cuenta a la hora de completar este cuadro, que Francisco Gutiérrez llegó al gobierno de Quilmes, tras durísimos años de persecución, discriminación y hotigamiento para la prensa que no se arrodilló ante las exigencias de corte filo-nazi que quisieron imponerse en Quilmes. El correr de los meses, lo muestra como alguien que capitalizó todo lo que pudo, prometiendo inaugurar otro capítulo en esta historia de la ciudad. No pudo.

Comentá la nota