Bajó la recaudación en el casino de Victoria

El impacto negativo de la apertura del casino en Rosario en la sala de Victoria ha sido significativo, pero no ha incidido en las obligaciones y el funcionamiento del Iafas. Se estima que la merma en la recaudación de juegos de paño alcanza un 50% y en tragamonedas, un 25, 30%. Sin embargo, la realidad es inquietante y en el Instituto planifican esperanzados en que la situación se equilibrará, a partir de la habilitación de las termas.
Un mes ha transcurrido desde la apertura del City Center Rosario en la ciudad santafesina y si bien el impacto sobre la sala de juego de Victoria no ha sorprendido, ya que era el que se había estimado, no deja de ser motivo de preocupación.

Las decisiones en la vecina provincia, hicieron que Entre Ríos sintiera un cimbronazo con la apertura del casino en Santa Fe, hace ya varios meses, hecho que repercutió especialmente en los juegos de paño, no tanto en las máquinas tragamonedas instaladas en la capital entrerriana, según el dato aportado por el titular del Instituto, José Spinelli.

Un segundo cimbronazo es el que empezó a sentirse hace poco más de un mes -y si bien se espera que sea transitorio y se trabaja desde Entre Ríos con ese objetivo, por ahora no deja de ser una incertidumbre cuándo Victoria podrá recuperar la afluencia de apostadores que tenía en los tiempos en los que no los compartía con el emprendimiento instalado en Rosario.

"El impacto de la apertura del casino de Rosario se ve con mayor importancia en paño y también en algún porcentaje en tragamonedas y fundamentalmente de lunes a jueves. Los fines de semana, la actividad en el casino de Victoria se acerca mucho a lo que era normal, previo a la apertura de la sala en la ciudad santafesina", precisó el funcionario.

La nueva realidad que se planteó en materia de juego en estos dos centros entrerrianos a partir de la existencia de las salas en Santa Fe y Rosario obedece a circunstancias que con simplicidad fueron planteadas por Spinelli.

"En Paraná, las máquinas tragamonedas prácticamente no sintieron la apertura del casino de Santa Fe porque tienen en gran medida público propio, de la ciudad de Paraná en su gran mayoría; en cambio, en juegos de paño, también recibíamos público de la provincia de Santa Fe. En Victoria -continuó-, pasa exactamente igual pero con la salvedad que tiene un parque de máquinas (tragamonedas) bastante importante mientras que las que podría tener el casino de Rosario quizá no sean las suficientes para atender a todo ese mercado", por lo que "fundamentalmente, los fines de semana, la gente cruza casi en la misma medida que antes de la apertura de Rosario", para apostar en el casino de la ciudad entrerriana.

En juegos de paño, la merma de recaudación en la sala de Victoria, se estima en un 50 % y en tragamonedas, un 25, 30 %, porcentajes tentativos ya que no se maneja el dato con exactitud, aclaró Spinelli. "Recién completamos el primer mes de competencia" advirtió el funcionario entrerriano, al tiempo que transmitió la confianza en que "todo se va a ir normalizando con el transcurrir del tiempo".

En este sentido, señaló que hay mucha expectativa que "con la apertura de las termas en Victoria, esta ciudad tenga un impulso muy grande".

Es en este tramo de la charla donde admite que el impacto es fuerte pero no imprevisto. "Ya sabíamos que el impacto iba a ser aproximadamente en esos porcentajes", manifestó e insistió con la idea que "de acá en adelante, la tendencia se va a revertir claramente".

En el análisis que realiza no trasmite demasiada intranquilidad pero admite que revertir el panorama actual tampoco va a ser demasiado fácil. "Nosotros teníamos un público que no nos pertenecía, era un público prestado de la provincia de Santa Fe. Es muy importante que buena parte de ese público haya quedado en el casino de Victoria a pesar de tener un casino de las más grandes características de Latinoamérica en su propia ciudad. Han sido fieles y siguen viniendo", destacó.

En cuanto a los atractivos con los cuales mantener y recuperar visitantes, Spinelli aludió a "alternativas que estamos implementando" y a la proximidad de la apertura de las termas en diciembre que van a incorporar otra atracción para visitantes de distintos puntos del país.

De ahí se toma para estimar que "con el tiempo, estos atractivos nos llevarán a equiparar los porcentajes de recaudación que teníamos hasta la apertura de Rosario".

Sobre las opciones que ahora están reforzando, mencionó la presentación constante de distintos shows, la promoción del casino en los medios más importantes del país y el servicio de traffic que se mantiene tanto en la provincia de Entre Ríos como en la de Santa Fe en forma constante y en los mismos niveles que antes. Además hay distintas promociones como el ticket promo que se entrega a todo el público que entra al casino. "Así se trata de despertar el interés del apostador por esos beneficios o aditamentos para la diversión", indicó.

Aunque la situación es adversa en la sala de Victoria, eso "para nada" compromete la situación del Instituto ni el cumplimiento de las diversas obligaciones que tiene el organismo, aseguró el titular del Iafas. Es que, según explicó José Spinelli, "nosotros sabiendo lo que iba a pasar, empezamos hace muchísimo tiempo una reestructuración total y fundamentalmente, una racionalización de los gastos que nos permite afrontar bien esta situación, que esperamos sea transitoria, y podamos seguir cumpliendo con todos los planes de gestión que nos impusimos cuando asumimos la conducción del Instituto".

El panorama que presenta respecto del funcionamiento del Iafas no difiere con relación al cumplimiento de la ley que refiere a las obligaciones del Instituto. "Seguimos cumpliendo estrictamente la ley, con el 100% de jubilaciones de ama de casa, el 100% que le destinamos al área deportes, y también ya le hemos reintegrado a la Secretaría de Salud el importe que le correspondía por las utilidades del ejercicio 2008. Estamos cumpliendo acabadamente con los compromisos que la ley de creación del Iafas nos impone", aseguró.

El término "transitoria" no pasa desapercibido en la respuesta del funcionario y la pregunta se orienta entonces a saber por cuánto tiempo puede soportarse esta situación deficitaria en Victoria. "Sería irresponsable de mi parte establecer un lapso, pero creo que va a ser algo progresivo, que se va a ir revirtiendo con el transcurrir del tiempo y fundamentalmente, una vez que se habiliten las termas", apuntó.

La gran incógnita es la incidencia que el parque termal puede llegar a tener sobre el público concurrente al casino. "Creemos que eso va a llevar a que la transición sea lo más corta posible y a que podamos recuperar los niveles que transitoriamente hemos perdido", concluyó.

Comentá la nota