"Bajo ningún punto de vista vamos a emitir cuasimonedas"

Alperovich se diferenció de otras gestiones.
Si bien admite los golpes de la crisis en Tucumán, el gobernador, José Alperovich, consideró que, dentro de todo, la situación de la provincia no es de las peores en el país. Como hecho positivo, resaltó que el único acreedor que tiene es la Nación, por lo que descartó de plano la reedición de los otrora famosos "bonos".

"Estamos trabajando fuerte, pero ya ven que en la Nación se habla de que algo hay que hacer con las provincias. Nosotros estamos en una situación, dentro de todo, razonablemente bien; pero hay que esperar", reconoció el mandatario durante la inauguración de 450 metros de pavimento asfáltico flexible en el barrio Lucas Córdoba (Villa Urquiza). Y reiteró su voluntad de que la crisis afecte lo menos posible a la provincia. "Bajo ningún punto de vista vamos a emitir cuasimonedas. Vamos a tratar de seguir pagando los sueldos en tiempo y forma, de que no falte remedios, que la obra pública no se pare, que sigamos trabajando, a pesar de la crisis, Tucumán va a seguir andando", manifestó.

Certificados de obra

En ese sentido, Alperovich afirmó que se reunió el martes con directivos del banco Macro y que esta entidad financiera amplió su cupo para abonar los certificados de obra a los empresarios de la construcción. "Era de $ 50 millones y (se) lo elevó a $ 70 millones; o sea que ayer (por el martes) ya descontaron todos los certificados en existencia. Es decir, se retomó la operatoria y se les descontó a los empresarios", expresó.

Comentá la nota