Se bajó Kroneberger y habrá lista única con Marino y Forte

"Grandeza": desde la línea Blanca destacaron el "gesto de grandeza" de Kroneberger, que no será de la partida en la elección. La negociación con la Verde ya está atada: sólo falta acordar los nombres de los segundos candidatos. El Socialismo integrará la lista, según garantizaron desde la UCR.
Daniel Kroneberger decidió ayer declinar a su precandidatura a diputado nacional y facilitó un acuerdo con el que el radicalismo no tendrá internas el próximo 26 de abril: la lista única se armará con el "blanco" Juan Carlos Marino como postulante a senador y Ulises Forte -la cara visible del acuerdo entre azules, celestes y morados- como diputado nacional.

El tan esperado "gesto de grandeza" -así lo definió el presidente del comité provincial de la UCR, Mauro Pildain- llegó casi sobre la hora: la UCR tiene tiempo hasta esta medianoche para terminar de armar su lista única. La Verde y la Blanca se tienen que poner de acuerdo en el resto de los nombres. Anoche, el propio Kroneberger remarcó que en la nómina de candidatos "va a estar incluido el Socialismo".

En las semanas previas, la Verde había propuesto esta solución para la interna que se veía venir. Ricardo Consiglio había ofrecido bajarse de su precandidatura como diputado nacional, pero ambas partes tensaron la cuerda hasta el final.

Anoche, después de largos conciliábulos, planteos de diferentes sectores e incluso sugerencias de dirigentes nacionales como el senador Gerardo Morales y el vicepresidente Julio Cobos, llegó el anuncio de Kroneberger.

En la sede del Motel Caldén, acompañado por la plana mayor de la Blanca, Kroneberger dijo: "no quiero ser responsable y tener que pedir perdón mañana". Insistió en que tomó la decisión por el bien del radicalismo y del Frente Pampeano. "La sociedad necesita que el espacio se vea fortalecido", añadió.

Juan Carlos Olivero destacó especialmente el gesto de Kroneberger y recordó que fue el radical que hizo la mejor elección en la provincia desde el regreso de la democracia (en el año 2005, y a excepción de los comicios legislativos del ‘85).

Pildain habló más como "blanco" que como presidente del partido. "Si este era el gesto de unidad que tanto se reclamaba, esperemos que ahora se haga". "Estamos mirando al 2011", remarcó.

Comentá la nota