El PE bajó un 40% la inversión para las obras comunitarias

El recorte del gasto anunciado por Alperovich también alcanza al ente que conduce Alfaro. El organismo encargado de reacondicionar espacios verdes y de la restauración de museos sufrió las consecuencias del ajuste.
Los efectos del ajuste que anunció el gobernador, José Alperovich, ya se hicieron sentir en el Ente de Infraestructura Comunitaria. El organismo que administra Rolando "Tano" Alfaro tenía asignado un presupuesto de $ 3 millones para este año, pero el Gobierno envió apenas $ 1,8 millón. Es decir que se aplicó una reducción del 40% en el nivel de gastos.

Alfaro admitió ayer la rebaja de los fondos, pero dijo que podrá mantener el ritmo de trabajo. "Somos una repartición muy particular porque tenemos muy pocos empleados; pero todas las obras las realizamos por administración. La ley nos permite tercerizar; pero no quisimos ceder nuestro presupuesto a una empresa: para trabajar está nuestra gente", afirmó.

En el taller del ente se construyen, incluso, los juegos infantiles y las columnas para la luz que luego de colocan en las plazas, donde interviene el personal del organismo. El legislador (en uso de licencia) precisó que con lo que costaría comprar un juego infantil, se construyen cinco. De igual modo actúan ante la rotura de una herramienta. "Se rompe una 'hormigonera' y la arreglamos. No hay plata para comprar todos los meses una máquina. Eso es el Ente: algo hogareño", dijo.

En los últimos meses, el gobernador y los titulares de las distintas áreas que realizan obras públicas admitieron que la crisis económica global había afectado el ritmo de los trabajos. ¿En qué medida la debacle impactó en su repartición?, se le consultó a Alfaro. "En ninguna. La ley nos permite comprar y guardar elementos. Así, adquirimos hasta $ 150.000 en la insumos eléctricos, caños, pintura y demás materiales. Cuando aparece una obra, si está disponible el personal, en dos o tres días la empezamos. No tengo que hacer un cotejo de precios, porque ya tengo el material", explicó.

De este modo, agregó, se evita la variación de precios, lo que él considera una causal de la desaceleración de las obras. En todo momento, Alfaro se expresa optimista para tratar de maquilar la crisis que exponen los números.

Capacitar para ahorrar

El funcionario detalló que ejecuta otros métodos de ahorro dentro del organismo. "Cuando se hizo la Cumbre del Mercosur en Tucumán -dijo a modo de ejemplo-, nos dieron la responsabilidad de refaccionar algunos museos. Esa fue la única obra que tercerizamos, pero con dinero del Ente Cultural de Tucumán. Para el caso del museo Timoteo Navarro nos pedían un piso de microcemento, un material novedoso, que recién se está imponiendo. La empresa nos cobró $ 140 el m². Como me gustó mucho, nos conectamos con la firma para que asesore y capacite al personal. Enviamos cinco operarios y dos profesionales a Córdoba: y logramos bajar a $ 40 el m²", explicó.

Después se aplicó ese material en el museo del dique El Cadillal y en varias canchas de básquet. Según Alfaro, la capacitación y la obra por administración con el objetivo del ahorro pueden ser aplicadas por todas las reparticiones del Estado que realicen trabajos públicos. "Lo que pasa es que muchas tienen la política de tercerizar", contrastó.

Comentá la nota