Bajó un 0,40 % el índice IR de precios de alimentos

Según el relevamiento mensual de Info Región en comercios y supermercados de Lomas, Brown y Echeverría, el precio de la canasta de alimentos bajó un 0,40 por ciento en julio. De esta manera, los 24 productos que en junio se conseguían a 115,23, los vecinos los adquirieron a 114,77 pesos.

El índice de precios Info Región que mide las variaciones de costos de 24 productos alimenticios que integran la canasta básica del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) arrojó que el combo de artículos bajó un 0,40 por ciento en julio, en relación a la medición realizada en junio. Esto significa que los productos que durante el sexto mes del año tenían un valor de 115,23 pesos, en julio se consiguieron a 114,77.

De los negocios relevados por este medio, el que más subió sus precios fue el supermercado chino, que continúa con una tendencia alcista. En ese sentido, los artículos que antes tenían un costo de 128,12 pesos, ahora salen 130,04, lo que representa una variación del 1,50 por ciento.

Por segundo mes consecutivo, el comercio de barrio también aumentó sus precios, por lo que la canasta pasó de costar 119,05 a 120,34 pesos. Esto significa que el incremento fue del 1,08 por ciento.

En tanto, por primera vez todas las grandes líneas de supermercados que mensualmente mide Info Región descendieron los costos.

Disco logró revertir la tendencia a la suba –que lo llevó a convertirse en el negocio que más aumentó sus precios durante junio- y en esta oportunidad fue el supermercado que más bajó los costos. Es por eso que la canasta se consiguió a 115,42 pesos, cuando antes salía a 120,16 - una baja del 3,95 por ciento-.

Por otro lado, los vecinos de la región que hicieron sus compras en Carrefour notaron una leve suba en los precios, ya que el combo que antes costaba 103,06 pesos, en julio se ofreció a 102,53. Así, la canasta bajó un 0,51 por ciento.

El supermercado que prácticamente mantuvo los mismos valores respecto a junio fue Coto, que ofreció los alimentos un 0,22 por ciento más baratos. Esto quiere decir que la compra final pasó de ser 105,75 pesos a 105,52.

Entre todas las bocas de expendio, los alimentos que más subieron su costo son: el medio kilo de café de primera línea, que en junio costaba 11,88 pesos y en julio se consiguió a 12,53, dando como promedio un incremento del 5,5 por ciento; los 50 saquitos de té, que antes salían 2,97 pesos y al mes siguiente costaron 3,09, de esa forma aumentó un 4,2 por ciento; el medio kilo de sal, producto que registró un valor de 1,46 pesos hace 60 días y durante el mes pasado marcó una diferencia al conseguirse por 1,52, ascendiendo un promedio de 4,2 por ciento.

El kilo de yerba, que costaba 6,90 pesos, subió un 4,1 por ciento, ya que un mes después se ofreció en las góndolas a 7,19. Mientras tanto, el litro de leche entera de primera marca aumentó un 2,8 por ciento, ya que pasó de costar 2,57 pesos a 2,64.

Los que tuvieron una rebaja fueron el kilo de papa, que marcó un descenso del 16,2 por ciento, debido a que antes valía 3,63 pesos y un mes después su precio fue de 3,04; el kilo de batata, que bajó su precio un 9,4 por ciento y se consiguió a 3,21 pesos; el medio kilo de dulce de leche, que antes salía 5,42 y ahora cuesta 5,14 pesos, lo que representa una baja del 5,1 por ciento.

El relevamiento periodístico de Info Región no puede compararse con el indicador de la evolución del costo de la canasta básica del INDEC porque, en ese caso, el organismo tiene en cuenta otras variables, como una ponderación de la cantidad de cada producto que consume una familia tipo durante todo un mes. Sin embargo, el índice IR es un recurso útil para conocer la evolución de los precios en la zona de influencia y la conducta de cada una de las grandes cadenas de comercialización de alimentos.

Comentá la nota