Bajó la incertidumbre y arrastró a las tasas

Hay ajustes de hasta 5 puntos porcentuales en créditos para empresas. Se paró la fuga de depósitos y se ajustaron los plazos fijos.
Desde fines de diciembre las tasas de interés del mercado bancario en la Argentina han comenzado a bajar, lo que manifiesta un quiebre de tendencia desde que estalló en octubre la crisis financiera internacional y con ella el temor a una nueva y violenta devaluación del peso.

El conflicto con el campo, la crisis financiera mundial, y el traspaso de los fondos de las AFJP a la Anses, fueron los factores que se encargaron de desestabilizar el mercado financiero argentino durante el 2008. Las consecuencias de este mix se hicieron notar en los incrementos de las tasas pasivas (la de los depósitos) y su correlato en las activas (préstamos).

Pero desde fines de diciembre y en lo que va de enero, el escenario está más "calmo". Al compás de este panorama, las tasas de interés disminuyeron considerablemente, a pesar de estar aún lejos de alcanzar las del 2007 y principios de 2008 (ver gráficos).

Según lo indicó Juan Carlos Rivera, Gerente Regional del Banco Credicoop, "hace 20 días la tasa Badlar (para depósitos de más de un $ 1 millón a entre 30 y 35 días de plazo) era del 22%, mientras que hoy (por ayer) es del 15,19%".

Respecto a la compra de cheques de pago diferido por parte de las pymes, Rivera dijo que "hay operaciones que cierran por debajo del 20%, mientras que hace unos 20 días atrás concretaban cerca del 30% anual".

El informe monetario de diciembre de 2008 del Banco Central de la Argentina (BCRA) indica que las tasas de interés pasivas de corto plazo detuvieron la tendencia creciente que venían mostrando desde setiembre.

En diciembre, el promedio de la tasa Badlar de los bancos privados descendió 2,4% respecto a noviembre. Las tasas de interés de los préstamos de más corto plazo, también mostraron reducciones respecto a noviembre, no así los créditos prendarios y los personales de mayor plazo que se mantienen (ver gráficos).

"La estabilización de las tasas se debió a que el BCRA tomó nuevas medidas tendientes a aumentar la liquidez y a intervenir en el mercado de cambios, con el fin de modificar las expectativas de los inversores y reducir la salida de depósitos del sistema para buscar refugio en el dólar", explicaron desde la consultora Deloitte.

Por su parte, el economista Mariano Lamothe, jefe de abeceb.com resaltó que: "Se ha detenido la salida de capitales y los bancos tienen asegurada su liquidez; y por este motivo baja el interés pasivo y el activo".

Por su parte, Luis Dubiski de Deloitte señaló que "al no haber traspaso hacia los dólares, como si ocurría hace unos meses atrás, no hay que seducir a los depositantes con altas tasas".

Diferencias

A pesar de que las tasas activas presentan tendencia a la baja, éstas se caen en menor magnitud que las pasivas, coinciden los especialistas financieros. El motivo, según indican los voceros de los bancos, es que aún los entidades financieras asumen mucho riesgo a la hora de prestar.

Es una buena noticia que las familias y empresas vuelvan a traer sus depósitos a los bancos, lo que implica que el mercado financiero esté más "líquido" y pueda hacer frente a cualquier corrida bancaria que pueda acontecer. Así como también las entidades tienen la posibilidad de contar con mayores recursos para prestar a menor costo porque los fondos son abundantes.

En este sentido, el informe del BCRA señala que la liquidez de las entidades financieras fue en promedio del 20,8% en diciembre pasado, siendo uno de los más altos de los últimos años.

Los plazos fijos han sido la opción más elegida. Al respecto, Luis Dubiski de la consultora Deloitte, señaló que "el resto de los activos, como las acciones y bonos, están en una situación incierta, por eso muchas personas prefieren los plazos fijos que además tienen tasas atractivas".

Expectativas

Todos los referentes locales advierten que para el 2009 se espera que las tasas, tanto de los depósitos como de los préstamos, sean menores ó similares a las actuales. La resistencia a la baja será mayor para el caso de los préstamos a mediano y largo plazo, que son los más riesgosos para los bancos.

A pesar de coincidir en que las tasas financieras serán similares a las actuales, el economista de abeceb.com enfatizó que "el mercado cambiario y financiero este año estará volátil porque faltarán dólares en la plaza por el menor superávit comercial y el pago de vencimientos de deudas públicas, por lo que habrá pujas por devaluaciones que impedirán que las tasas alcancen los valores de principios de 2008".

La incertidumbre y la inflación hacen que sea difícil que las entidades financieras que prestan a largo plazo bajen la tasa de interés. Un ejemplo es la tasa prime (préstamos para grandes empresas) que en noviembre pasado alcanzó el 37% y en lo que va desde ese fecha a ahora no ha bajado del 28%".

Comentá la nota