Bajo impacto de la suba tarifaria en la inflación

El indicador oficial registró un aumento del 0,5% durante enero, una cifra tres veces inferior a la percepción de los economistas. El organismo reconoce el impacto del reajuste en el transporte, pero no el de los precios de verano. Rebajas en alimentos.
BUENOS AIRES.- A dos años de la “intervención” por parte del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió ayer que la inflación de enero pasado fue del 0,5%, pese a los fuertes aumentos tarifarios en el transporte, la energía eléctrica y el turismo.

De esta manera, el número oficial se ubicó tres veces por debajo de las estimaciones privadas que señalaban un incremento de entre 1,4 y 1,8 puntos porcentuales.

La publicación podría significar el regreso de la polémica entre el Gobierno y los economistas, la oposición, las asociaciones de consumidores y demás sectores críticos. El 30 de enero pasado se cumplieron dos años desde que el Gobierno intervino el organismo, echando a la economista Graciela Bevacqua y otorgando el manejo al secretario de Comercio.

Ahora, el organismo indicó que a pesar de los aumentos de entre el 10% y 25% en trenes, premetro, subtes y colectivos de la zona metropolitana, la suba del costo de vida sólo fue del 0,5%.

Pero esos aumentos no fueron los únicos que se registraron en el comienzo de año, sino también subas en la energía eléctrica que llegaron a superar el 400% promedio respecto del bimestre anterior. También, los destinos turísticos recibieron a miles de viajeros en busca de descanso y esparcimiento con una variación promedio del 20% respecto de diciembre último.

El Gobierno reconoció que el sector que más influyó en la suba del Indice de Precios al Consumidor (IPC), medido sólo para el Gran Buenos Aires, fue el transporte, pero con un incremento de sólo 4,6 puntos porcentuales. Así, el IPC registró en enero una variación de 6,8% con respecto a igual mes del año anterior, cuando la suba había sido del 0,9%.

De acuerdo con los detalles, entre los productos de la Canasta Básica que bajaron sus precios están la carne con un 3,1%; aceites y grasas, con 2%; y “otros alimentos, con 0,8%. Para el Gobierno también bajaron los “servicios educativos”, con un 0,1%, y “otros servicios de esparcimiento”, con un 0,5%.

En tanto, una de las mayores sorpresas llegó en el Indice de Precios Internos al Por Mayor (IPIM) donde, según el Indec, hubo una deflación del 0,1%, respecto de diciembre pasado.

El Indec indicó que los productos nacionales subieron 0,1% como consecuencia de la suba del 1,2 puntos porcentuales en los productos primarios y de la baja de 0,3% en los productos manufacturados y energía eléctrica. (NA-Especial)

Comentá la nota