Bajó la demanda: ¿reactivación laboral o vacaciones?

El relevamiento realizado por la Secretaría de Asuntos Sociales de Río Grande reveló que sobre un padrón cercano a 700 beneficiarios, entre 150 y 160 no fueron a buscar los módulos alimentarios en los meses finales de 2009. La coordinadora de Desarrollo Humano, Ana Andrade, señaló que la "caída" de solicitudes es recurrente en esta época del año.
El relevamiento realizado por la Secretaría de Asuntos Sociales de Río Grande reveló que entre 150 y 160 personas no fueron a buscar los módulos alimentarios en los meses finales de 2009. La evaluación del padrón tiene como objetivo principal la depuración del listado de personas asistidas por el Ejecutivo municipal, ya que se registró una considerable disminución de la asistencia.

En el mes de noviembre se entregaron 486 módulos alimentarios, de un total de 652 que fueron elaborados, es decir que 166 módulos no fueron retirados por sus beneficiarios; en diciembre fueron entregados 552 módulos alimentarios de un total de 700 beneficiarios de los respectivos padrones, es decir que quedaron sin retirar 148 módulos.

La coordinadora de Desarrollo Humano Lic. Ana Andrade señaló que "en el mes de enero comenzamos el relevamiento de lo que es el padrón único de beneficiarios del módulo alimentario; y hemos visto que en los últimos meses ha habido un gran faltante de personas que no vinieron a retirar el módulo, 150 ó 160 personas aproximadamente por mes, y la verdad que esto hace que revisemos algunas herramientas de evaluación social. Por eso se ha decidido realizar esto".

Andrade mencionó que "estamos viendo que quizás no está llegando a personas que realmente lo necesitan, ya que personas que necesitan los alimentos –que es algo básico– hacen todo lo posible para venir a retirarlos, o incluso hasta se han generado mecanismos en donde se los podemos acercar al domicilio, considerando, por ejemplo, si son personas adultas o con alguna discapacidad, y al ver este gran faltante se da para pensar que realmente no necesitan un módulo alimentario como éste".

Según dijo la coordinadora de Desarrollo Humano la "caída" de las solicitudes es recurrente en esta época del año: "Por eso también se decidió hacer el relevamiento en éstos días, ya que tanto en el mes de enero y comienzos de febrero es donde menos gente asiste y muchos no vienen a retirar el módulo alimentario".

Sobre las otras acciones de asistencia que brinda el Municipio, Andrade destacó que "hasta ahora los mecanismos de evaluación siguen funcionando bastante bien, así que todavía estamos trabajando en eso, pero este año decidimos arrancar con los módulos alimentarios, por este gran faltante de gente y hemos decidido trabajar en el control; y en cuanto a la otra asistencia también, utilizamos los mismos mecanismos de evaluación, aunque un poco más profundos ya que se manejan otros tipos de beneficios sociales".

"Desde un comienzo ya estamos llegando a las 500 personas de asistencia diaria, lo que es el tema de la mesa de entrada, es lo que acusa en este momento de los últimos meses, estamos teniendo ingresos de 500 personas aproximadamente o un poco más, así que digamos que durante este tiempo ha ido avanzando mucho el ingreso de personas solicitando algún tipo de asistencia. Desde el área se brinda una contención para determinadas situaciones sin dejar de mencionar las guardias de emergencias sociales que trabajan fuera del horario municipal ante emergencias sociales y familiares también", expresó la funcionaria.

A su vez, en cuanto al padrón de módulos alimentarios y la cantidad de familias que están siendo asistidas, mencionó que "un punto máximo fue el año pasado cuando fueron 700 personas las que han solicitado el beneficio y a medida que se van trabajando estos mecanismos de evaluación va disminuyendo, hoy tenemos aproximadamente 560/570 personas".

Comentá la nota