Bajo la advocación de Illia, radicales juntos

Estuvieron los principales dirigentes capitalinos. Y asistió el diputado nacional Horacio Quiroga. En la actual situación del radicalismo, la presencia fue sugerente. También hubo en la ceremonia representantes de las fracciones políticas aliadas al gobierno comunal.

Vidal, Farizano y Quiroga, portan la ofrenda floral para homenajear a Illia

Los radicales se mostraron juntos este lunes en la capital neuquina. Fue en el homenaje a Arturo Illia en el aniversario de su muerte. Illia, el hombre que fue presidente del país y que dejó un legado poco frecuente en los mandatarios argentinos: el de una honestidad tan directa, que todavía sigue sorprendiendo a las generaciones sucesivas de argentinos.

Junto al intendente Martín Farizano, el presidente del Comité Capital, Alejandro Vidal, y el diputado nacional Horacio Quiroga, depositaron una ofrenda floral en el monolito de la plazoleta que lleva el nombre del Presidente, en Illia y San Juan.

Del acto participaron distintos funcionarios municipales y militantes del radicalismo; pero también de otras fuerzas políticas que integran la coalición de gobierno.

Las alusiones a la figura de Illia fueron, obviamente, lo repetido en las palabras de los principales dirigentes. Sin embargo, la ocasión tuvo su contenido político más allá del emblema del presidente que sufrió el golpe del general Onganía, en 1966.

La UCR neuquina atraviesa discusiones duras, aunque por ahora, amables. El comité capital, con Alejandro Vidal, defiende su independencia de fijar criterios políticos estratégicos. Algún que otro raspón ha protagonizado con el comité provincia, que conduce Eduardo Benítez.

Resultó destacado el mensaje que dejó Quiroga. En principio, porque recordó a Raúl Alfonsín en sus palabras, otro nombre ilustre que contribuye a la unidad del radicalismo, golpeada por las tensiones.

El diputado nacional sostuvo que "en estos días que vivimos, en los que hemos alejado el fantasma de los golpes de Estado, en el marco también de discusiones a veces agrias, debemos recoger su mensaje (el de Illia) para proclamar, sin distinción de partidos políticos, que por encima del acierto o del error del gobierno lo que interesa es una lucha permanente por el estado de derecho, por la calidad de las instituciones".

Comentá la nota