"Es bajísimo el uso de energías no convencionales"

El gerente del Centro Atómico Bariloche estuvo en la presentación de las jornadas de hidrógeno que se realizarán en San Juan. Manifestó que "sólo el 0,5% del total de energías que se consumen son no convencionales en el país".
Siempre que se habla de energía se lo hace desde el punto de vista del consumo y la racionalidad. Es que los tiempos avanzan y los combustibles fósiles son cada vez más escasos, por lo que los científicos del mundo se encargan de investigar cuáles serán los modos en que funcionará el componente energético. Así es que en cada lugar de la Tierra hay personas que miran hacia el futuro y con sus investigaciones apuntan al mejoramiento de las condiciones de lo que se viene.

Es por esto que Diario El Zonda dialogó con el gerente del Centro Atómico Bariloche, Daniel Pasquevich, quien participó de la presentación del Congreso de Energías Alternativas que se realizará en junio en San Juan.

Presentaron las jornadas que se llevarán a cabo sobre energías alternativas en la provincia...

Sí, ha sido una reunión muy positiva. El anuncio se hizo con el gobernador José Luis Gioja y el senador Gioja y el diputado Doña, que conjuntamente estamos trabajando con la Universidad Tecnológica y la Universidad Nacional de San Juan a través de la Facultad de Ingeniería. Esta reunión sobre energías alternativas es única en su género, la primera fue en Bariloche, la segunda fue en Posadas y la tercera será en San Juan. Lo que buscamos a través del Instituto de Energías Sustentables de la Comisión Nacional de Energía Atómica es que sean reuniones de carácter federal. Por ello vamos a lugares donde haya un fuerte compromiso con el tema de las energías comprometidas con el medio ambiente como son la eólica, la solar o el hidrógeno como combustible, también la geotermia. El anuncio fue para acercar la información ya que el evento se desarrollará entre el 8 al 12 de junio. La participación es nacional y tiene un fuerte contenido científico con una participación académica muy importante. Allí expondrán distintas empresas que están trabajando en el tema y el Estado dará su visión a través de su proyecto de energía fotovoltaica, por ejemplo.

¿Qué se busca con este tipo de jornadas?

Primero, consolidar el conocimiento sobre el punto en que nos encontramos en este momento en el país y el mundo y cuáles son los puntos álgidos o barreras tecnológicas o económicas que impiden que estas energías alternativas estén en el país. El segundo eje es contribuir a crear una cultura sobre las energías alternativas, hay que decirle a la gente de manera correcta cómo es esto, por lo que hemos impulsado conferencias a estudiantes. También se dará un curso de periodismo científico para que sepan cómo abordar el tema de la energía. Se harán charlas un día antes, cuando habrá una interacción directa en la que los jóvenes de todo el país tendrán información sobre qué es esto.

¿Usted habla de barreras de acceso a este tipo de energías?

Tenemos barreras como las del costo y es importante. Una vez alguien se preguntaba ¿por qué no tenemos energía eólica siendo que el viento es gratis? Sí, el viento es gratis pero los molinos no lo son. Pensar en tener este tipo de energías donde el molino se amortiza en el tiempo de uso es bueno, porque la sociedad no estará pagando un costo extra. Esto está asociado a la innovación tecnológica, en el mundo una tecnología se impone en el mercado cuando ésta se vuelve accesible. Cuando hay que definirlas con elementos exclusivos, las energías se vuelven onerosas.

En momentos donde los combustibles fósiles se acaban ¿cómo se evalúan los avances en materia de energías alternativas?

Hoy existen tendencias sobre el uso racional de energía y el ahorro energético y por otro lado se pretende estirar el uso de los recursos con algunas opciones. Uno de los temas que se van a discutir en la reunión es el uso del GNC en la flota de vehículos. La idea es estirar el recurso agregándole hidrógeno. Los expertos dicen que el grado de peligrosidad de este elemento es similar al del gas natural, sólo que este último está aceptado. Con el GNC no hubo accidentes como los que se registraron con el transbordador Challenger. Una de las ventajas que tiene el hidrógeno sobre el GNC es que no se acumula. Tiene una volatilidad muy alta y se disipa rápidamente.

¿Cómo se observa desde el instituto del que usted forma parte iniciativas como el desarrollo de un parque fotovoltáico en San Juan?

Desde el campo de la ciencia lo consideramos muy positivo. Éstas son tecnologías un poca caras pero es necesario que tengamos la experiencia de empezar con el desarrollo de este tipo de innovaciones. Este tipo de inversiones es necesario que las haga el Estado porque no las va a hacer la actividad productiva. Las instituciones públicas no se encuentran en condiciones desde lo universitario académico para tomar la posta en ese sentido. El hecho de tener un proyecto de esta naturaleza va a ser fuertemente demostrativo y determinará las posibilidades de potencialidad y de ser empleado como una alternativa de desarrollo.

¿Cuáles son las posibilidades de San Juan para producir energías fotovoltaicas?

Nosotros tenemos que generar un mapa del sol. Esto nos permitirá tener una visión sobre la importancia de sus puntos de incidencia y las condiciones generales donde se produce. Con esto se puede determinar dónde están las mayores factibilidades de este tipo de energía. Cuando hablamos de ultravioleta lo hacemos con la que se usa en la producción de energía eléctrica convencional. Desde el punto de vista de la provincia, me parece que hay que llevar a cabo una exploración y un estudio sistemático del potencial solar de San Juan y de otras provincias del país. Esto es un tema que estamos trabajando en el país.

¿En qué estado nos encontramos en el momento de la aplicabilidad de este tipo de energías no convencionales?

A nivel de la capacidad instalada en el país nos encontramos por debajo del 0,5%. Esto significa que de cada 100 unidades de energía que se producen en el país, 0,5 son no convencionales por lo que considero que son insignificantes. Por eso es que toma importancia la reunión porque apunta a contribuir a una mejora en la matriz energética nacional que tiene que ser un incremento paulatino de la energía no convencional.

***

Lo cierto es que en estos tiempos se debe trabajar en la optimización del recurso. Las energías fósiles son cada día más escasas y por ello hay una preocupación en los investigadores que se encargan del tema. Todos saben que tienen que trabajar bajo conceptos de razonabilidad y sustentabilidad en materia de energía. Por ello hay algunos ensayos que se han aplicado con muy buenos resultados, pero de momento son onerosos. El mejor ejemplo es lo hecho por la canadiense Barrick Gold y su molino de vientos en alta montaña.

Así las cosas, el Congreso Nacional y Segundo Iberoamericano sobre Hidrógeno y Fuentes Sustentables de Energía se constituye en una opción de aprendizaje y crecimiento en esta área de la ciencia. GT.MP.

Comentá la nota