Hay bajas de hasta el 20% en los precios de los alquileres

Si bien la demanda creció por el inminente inicio de las clases, algunos propietarios aplicaron rebajas para no seguir con sus casas y departamentos cerrados. Los inquilinos tienen menos pretensiones.
Para evitar que sus propiedades permanezcan desalquiladas, los rentistas bajan los precios. A pesar de que se está en las puertas del nuevo año académico universitario, la merma alcanza hasta el 20 por ciento.

Hay casas y departamentos en oferta desde hace varios días. Y, por ejemplo, una vivienda que costaba 800 pesos, ahora la misma inmobiliaria la ofrece a 750.

Este es otro espejo de la crisis que afecta al sector. Algunas inmobiliarias adelantaron sus vacaciones. Y otras las prologaron.

Los precios de los alquileres han debido ceder terreno frente al incremento en el costo de los servicios municipales, la luz y las expensas.

Un piso de 650 pesos

Hoy se ofrecen monoambientes a 650 pesos, más expensas y servicios. Por una casa de un dormitorio en Banda Norte se pide 650 pesos y por otra de dos 1.200. Un un departamento de un dormitorio en el centro cuesta 700 pesos. Hay casas de tres dormitorios cerca del campus universitario de entre 1.200 y 1.300 pesos. Pero, las ofertas de este tipo son las que menos abundan.

“Los precios de los alquileres han bajado entre un 15 y un 20 por ciento”, dijo José Luis Sarmiento, de Sarmiento Propiedades. Y remarcó: “Los valores tienden a la baja. Hay muchas unidades cerradas, porque sus propietarios no se resignan mermar el precio.

En cambio, otros han bajado de 1.200 a 1.000 o de 1.000 a 800; es gente que no quiere que esa inversión siga parada. Incluso, nosotros les sugerimos que bajen los precios, para que no tengan que seguir pagando impuestos y expensas”.

Este corredor inmobiliario, comentó: “Tradicionalmente, los contratos de alquileres para estudiantes se hacían entre noviembre y diciembre, porque los padres se querían asegurar con tiempo un lugar para sus hijos. Pero, ahora, todo se ha corrido hasta casi el inicio de las clases”.

Describió: “El mercado ahora es más selectivo. Los precios estaban bastante elevados. Más que a pedir precio, los clientes vienen a ofrecer valores y eso crea una tendencia a la baja. Por la crisis, han disminuido las pretensiones de confort. Sin embargo, los más buscados son los departamentos céntricos”.

Sarmiento indicó: “En estos días ha aumentado la demanda, sobre todo por parte de los estudiantes. Buscan departamentos de un dormitorio, en muchos casos para vivir dos chicos”. Y siguió: “Se está volviendo a alquilar casas para compartir entre 4 ó 5 estudantes, lo cual disminuye el costo individual”.

La expensas subieron un 30 por ciento en seis meses

El empresario afirmó: “Otro problemas son las expensas, que en los últimos seis meses han aumentado un 30 por ciento. Se le ha otorgado a los encargados de edificios un fijo de 380 pesos y eso se suma a las expensas comunes”.

Para un departamento de un dormitorio, las expensas cuestan entre 80 y 110 pesos, en edificios sin ascensor. Para los que poseen ese servicio, no bajan de los 120 pesos.

“Debiera haber más oferta de departamentos, sobre todo de un dormitorio, pero hay muchas obras que no se pudieron terminar de construir, sobre todo por la crisis del campo”. “Son unos 350 los departamentos que ya debieran estar habilitados y no están”, remarcó.

No es el mismo movimiento

Miguel Ángel Colman, de Colman Propiedades, comentó: “No es el mismo movimiento que había antes. Todo está más difícil. Las expensas se han incrementado bastante, igual que los servicios”.

Este agente dijo que no cree que haya una marcada baja en el costo de los alquileres.

Y señaló que los más pudientes siguen optando por los departamentos céntricos de un dormitorio que les permiten vivir solos, mientras que los de menores recursos alquilan una casa para compartir entre 4 ó 5 personas. “La preferencia siempre está a siete cuadras alrededor de la plaza del centro”, puntualizó.

Y agregó: “La gente del campo se ha retirado del negocio inmobiliario. Hoy se tiene, por ejemplo, a 185 mil pesos un departamento de categoría, de 50 metros cuadrados cubiertos, con vista a la calle y ascensor. Y no se pude vender”.

Otro fenómeno que para Colman ha cobrado relevancia es la reciente posesión de departamentos que fueron comprados a construir. “Los han pagado 120 mil pesos, ahora los tienen y esa gente, la mayoría de la zona, no paga más alquiler”.

“Estamos en el pico de la demanda”

Alfredo Ottonelli, propietario de la inmobiliaria homónima, señaló: “En este momento estamos en el pico de la demanda, porque se aproxima el inicio de las clases. Lo que más se pide son unidades chicas”.

Admitió que sufren el efecto de la crisis. “El freno ha sido muy importante”, apuntó. Y dijo que “la gente está aterrada por los mayores costos de los servicios y de las expensas”.

“Los propietarios tratan de ser razonables”

Mario Miglietta, integrante de la Comisión de Corredores Inmobiliarios de la provincia de Córdoba, expresó: “Los propietarios están tratando de ser razonables a la hora de establecer los costos”. Y acotó: “Los poderes adquisitivos no son los mismos. Pero, la demanda es importante. La preferencia está centrada en los departamentos de uno y dos dormitorios”.

Sin embargo, señaló: “Los precios se han mantenido, salvo aquellos que ya venían en alquiler y se les ha hecho el reajuste”.

“Si bien viene gente de todo el país, la mayoría son clientes que viven a cien kilómetros alrededor de Río Cuarto”, concluyó.

Variada oferta inmobiliaria

En la oferta del día, Rubicini tiene un departamento de un dormitorio en la Avenida Marcelo T. de Alvear por 850 pesos.

Otro de dos, en la calle Sobremonte a 1.100 pesos. Y una casa interna de dos dormitorios en Banda Norte por 850 pesos.

Harriague dispone de una casa de dos dormitorios en Banda Norte a 950 pesos.

De Marco publicita, también en ese sector, departamentos de uno y dos dormitorios a 1.300 pesos. De un dormitorio en el macrocentro a 750 pesos y de dos dormitorios a 950 pesos.

Semprini ofrece un departamento de un dormitorio en el centro a 800 pesos y otro en Banda Norte por 700 pesos. Y en el macro centro uno de dos dormitorios a 900 pesos.

Caminal tiene un departamento de un dormitorio a 700 pesos y otro de dos por 1.300 pesos.

Fantino-Bonetto ofrecen tres departamentos céntricos con todo incluido.

Por uno de un dormitorio piden 950 pesos y por los de dos dormitorios 1.300 pesos. Y otros con asador, cochera, cable y expensas, en Banda Norte, a 1.300 pesos.

Comentá la nota