Bajaron las ventas y los comercios esperan que cambie el clima.

Para la Federación Económica de Mendoza, los negocios venden un 20 por ciento menos, mientras que la indumentaria está 20 por ciento más cara.
Adolfo Trípodi, presidente de la Federación Económica de Mendoza (FEM) se mostró preocupado por la baja de un 20 por ciento en las ventas de los negocios de la provincia.

"Estamos esperanzados en que cambie el clima", aseguró el comerciante quien señaló que, a pesar de la disminución de ventas, no se han producido grandes despidos a trabajadores de los comercios de Mendoza.

"Por el aumento de precios que se ha producido en el sector alimentos y bebidas y el mendocino destina gran parte de su ingreso a ese consumo y se desestiman los demás", opinó el Trípodi.

Además Trípodi explicó que además de la inflación, en general el nivel de precios del verano es distinto al del invierno, por el costo de producción. "Es probable que el impacto visual sea mucho mayor, pero siempre sucede en los cambios de temporada".

Comentá la nota