Bajaron las consultas por enfermedades respiratorias agudas en la provincia

El IRAB, es el Programa de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas, que se encarga de vigilar las patologías respiratorias que poseen mayor morbi-mortalidad infantil, en los menores de 6 años. El objetivo principal del programa, es disminuir la muerte en los niños más pequeños por las infecciones respiratorias, que comprometen el pulmón y los bronquios, siendo la bronquiolitis y la neumonía los cuadros más recurrentes.
Sobre ello, se refirió el Doctor Antonio Rendón, Director Provincial de Maternidad e Infancia de la provincia de Catamarca, quien aseguró que este año las consultas por infecciones respiratorias en niños, disminuyeron considerablemente en comparación al año pasado, registrándose hasta un 50% menos en el Hospital de Niños Eva Perón.

Sólo en la semana pasada, en el Hospital de Niños se atendieron por guardia 1200 pacientes, sobre todo cuadros como neumonía, bronquiolitis y bronco espasmo, en tanto que esta semana hubo 200 consultas menos. Otro aspecto significativo, es que no se requirió la internación de pacientes en terapia por patologías respiratorias, y ninguno precisó asistencia respiratoria mecánica, según estimó el Doctor Rendón.

En las dos primeras semanas de julio, que corresponden a las semanas epidemiológicas Nº 26 y 27, se registró un pico en los casos respiratorios, tanto de pacientes ambulatorios como de internados. Mientras que en esta última semana, las consultas por IRAB en general y las internaciones en el hospital, bajaron en gran proporción, hasta un 50 %. "Hubo la mitad de casos en cuanto al año anterior, y lo más favorable es que no se han registrado muertes por patologías de IRAB en la población infantil", destacó el Doctor.

Sin embargo, el director de Maternidad e infancia recalcó que este "hay que continuar en alerta", ya que pese a que los valores demuestren una disminución considerable, es factible que la curva ascienda en los próximos días, fundamentalmente por el clima y porque los gérmenes se caracterizan por tener varios brotes durante el invierno.

Programa IRAB

Desde este año el programa IRAB, implementó un circuito que permitirá mantener un seguimiento de la población en riesgo de morir por IRAB de Catamarca.

"Lo que nosotros hicimos, fue crear un circuito, de acuerdo a la base de datos que proporciona el sistema informático perinatal, en la cual identificamos a la población en riesgo. A partir de allí, se nominalizó a las pacientes que tuvieron partos en el Hospital San Juan Bautista, y luego se informó al área programática y a los centros de salud. De esta manera, existirá un seguimiento individualizado para estos pacientes", recalcó Rendón.

Dentro de la población infantil, existe un grupo más vulnerable al ataque de los virus y gérmenes, que se encuentran dentro del grupo de riesgo de morir por enfermedades respiratorias agudas. Entre ellos se destacan aquellos que tuvieron patologías previas, tales como: enfermedades cardiacas, pulmonares; desnutrición, etc.

El peso en el recién nacido, es un componente que influye, ya que aquellos niños que nacen con menos de 2.500 gramos tienen un riesgo 5 veces mayor que aquellos que nacieron con un peso más alto a 3000 gramos.

La edad de los niños y de la madre, es otro factor importante. La gran mayoría de fallecidos tiene menos de 1 año de vida, y en el caso de que la madre sea una adolescente, su hijo tiene 3 veces mas probabilidades de morirse.

Por último, los hijos de madres con primaria incompleta también se incluyen dentro del grupo de riesgo.

No descuidar los hábitos de prevención

Rendón consideró como factores favorables para la disminución de consultas de infecciones respiratorias, el receso escolar y las campañas de prevención contra la influenza que lanzaron desde el Ministerio de Salud. "Todas las medidas preventivas ayudan a frenar la propagación de enfermedades", explicó.

Todavía resta tiempo para que finalice el invierno, por ello hay que continuar con las medidas de prevención que intentan resaltar el cuidado en la higiene personal, y otras cuestiones, como por ejemplo: evitar ir al trabajo en caso de estar enfermo de gripe, evitar las aglomeraciones, etc. Todos estos constituyen hábitos simples, que ayudan a reducir la trasmisión de enfermedades respiratorias.

Por otro lado, desde el departamento de Maternidad e Infancia, y con motivo de celebrarse la semana de la lactancia, a través del lema: "Amamantar salva vidas, también en emergencia", se intenta inculcar que esta práctica es uno de los factores de protección contra las enfermedades. Está comprobado que, los niños que fueron amamantados son menos propensos a contraer patologías respiratorias y digestivas.

Medidas de prevención para el invierno:

EVITE LA CONTAMINACION DENTRO DE LA CASA

-No fume dentro de la casa, ni permita que otras personas lo hagan

-Encienda y apague estufas y braseros fuera de la casa

-Si usa estufa o cocina a leña, limpie el cañón y asegúrese que tenga un buen tiraje

-Ventila la casa por lo menos una vez al día, evitando corrientes de aire

EVITE EL FRIO Y LA HUMEDAD DENTRO DE LA CASA

-Prepare su casa tapando hoyos y rendijas

-Si tiene que secar ropa dentro de la casa hágalo en una habitación distinta a la que usa el niño

-No ponga recipientes con agua sobre las estufas. Solo conseguirá que las paredes y la ropa se humedezcan y favorece el desarrollo de microbios y moho.

CONTROLE LOS CAMBIOS BRUSCOS DE TEMPERATURA

-El abrigo es mejor que la estufa que no fue controlada

-Mantenga una temperatura estable en toda la casa para evitar los cambios bruscos de ambiente

-No abrigue a los niños cuando permanezcan en ambientes calefaccionadas y cerrados. Abríguelos bien cuando salgan al exterior.

EVITE CONTAGIOS

-Lavado de manos, la mejor barrera para evitar contagios

-No lleve a los niños a visitar enfermos

-Si en la casa hay alguien enfermo, evite que mantenga contacto con el niño, o pídale que se lave las manos para evitar el contagio

-Evite lugares muy concurridos, sobre todo con niños pequeños.

Comentá la nota