Bajarán la mayoría de edad a 18 años

El proyecto de ley del Congreso sería aprobado en pocas semanas; los jóvenes podrán comprar una propiedad y contraer matrimonio
Dentro de pocas semanas, cumplir 18 años habilitará a los jóvenes de todo el país a viajar al exterior, casarse o firmar el contrato de alquiler de su primer departamento sin necesidad del permiso de sus padres.

Ese parece ser el camino irreversible del proyecto de ley, ya aprobado por el Senado en diciembre pasado, que modifica el Código Civil y establece la reducción de la mayoría de edad de los 21 años a los 18, y que ayer obtuvo consenso en la Comisión de Legislación General de la Cámara baja, que preside Vilma Ibarra (Encuentro Popular y Social-Capital).

El proyecto pone a tono la legislación nacional con la de países como Alemania, Canadá, España, el Reino Unido, Chile y Uruguay, y amplía las capacidades de los jóvenes de entre 18 y 20 años (hoy, casi dos millones, según el último censo nacional).

De acuerdo con el nuevo texto, serán consideradas menores de edad "las personas que no hubieren cumplido la edad de dieciocho años".

La posibilidad de contraer matrimonio, de comprar o alquilar una propiedad sin tener que demostrar que es producto de su trabajo ante un escribano y de obtener la patria potestad de sus hijos aun sin estar casado entre los 18 y los 21 años son algunas de las disposiciones de la norma.

Por ende, los jóvenes también seguirán habilitados para ir a la guerra o para tramitar el permiso para portar armas a partir de su cumpleaños número 18.

Los padres o tutores deberán, sin embargo, proveer la manutención de los hijos y su obra social hasta cumplir los 21 años.

Trámite

El proyecto, que nunca había sido tratado por la Cámara baja, quedará listo para ser aprobado en el recinto luego de salvadas algunas modificaciones formales, y podría ser aprobado en un rápido trámite en su obligado regreso al Senado.

De esto conversaron ayer Ibarra y su par de la comisión homónima del Senado, Pedro Guastavino (FPV-Entre Ríos), quien ya dio el visto bueno para que el proyecto, presentado a fines de 2005 por el senador socialista Rubén Giustiniani (Santa Fe), sea aprobado "antes de fines de año", según los cálculos de la diputada.

El proyecto se complementa con una iniciativa parlamentaria similar presentada por el diputado Emilio García Méndez (SI-Capital) y apoyada por todos los bloques.

"La Convención Internacional del Niño establece que se entiende por niño a todo ser humano menor de 18 años de edad. Con estas iniciativas se busca adaptar la legislación nacional a los tratados internacionales a los cuales adhieren la Argentina y los países del Mercosur", afirmó Ibarra a LA NACION.

"Hay jóvenes que necesitan la mayoría de edad para poner un negocio y otros muchachos necesitan la autorización de sus padres para que atiendan a sus hijos en un hospital público", explicó Giustiniani, para quien "es contradictorio que no tengan derecho a ese tipo de decisiones, cuando a los 18 años pueden votar a un presidente o marchar a la guerra, y que se mantenga esa limitación mientras se discute la reducción de la edad de imputabilidad penal".

A pesar del consenso alcanzado ayer, el camino del proyecto fue sinuoso. Presentado en 2005 en el Senado, fue aprobado a fines de ese año, pero Diputados no lo trató hasta que caducó, el año último. El Senado insistió y logró su aprobación en diciembre de 2008, y logró un consenso casi unánime: sólo el kirchnerista Guillermo Jenefes (FPV-Jujuy) se opuso a su aprobación.

Ayer, en la comisión, también se alzaron voces discordantes, como la de Luis Cigogna (FPV-Buenos Aires), y el cuestionamiento se centró en discutir la "madurez" de un joven para tomar decisiones a los 18 años. No parece ser, precisamente, la posición dominante en el Congreso, por lo que el proyecto se encamina hacia su aprobación legislativa.

Los efectos

* Posibilidades . La nueva legislación permitirá a quienes hayan cumplido los 18 años casarse sin el consentimiento de sus padres, firmar un contrato de alquiler o comprar una propiedad, viajar al exterior sin necesidad de permisos, obtener la patria potestad de sus hijos y tramitar un permiso para portar armas. Todas estas facultades están reservadas, por ahora, para los mayores de 21 años.

* Imputabilidad . El proyecto de ley pronto a aprobarse no implica ningún cambio en el Código Penal, con lo cual la edad de imputabilidad no se modifica.

* Manutención . A pesar de los cambios, los padres o tutores deberán proveer la manutención de sus hijos hasta los 21 años, al igual que la cobertura médica.

* Pasos legislativos . El proyecto fue tratado en comisión en la Cámara de Diputados, donde se realizaron modificaciones después de la sanción en el Senado. Se prevé un nuevo tratamiento rápido en la Cámara alta, con las modificaciones, para luego tramitar su aprobación final en Diputados.

* Equilibrar con la región . Buena parte de los países del mundo fijan la mayoría de edad a los 18 años, salvo excepciones. Este proyecto de cambio había sido presentado en el Senado por el socialista Rubén Giustiniani, en 2005, y sólo este año pudo tratarse.

* Aggiornamiento . La Convención Internacional del Niño establece que se entiende como tal a todo ser humano menor de 18 años. Con estas iniciativas, según la opinión de los legisladores, se busca adaptar la legislación nacional a los tratados internacionales a los cuales adhieren la Argentina.

* Alcance . Este proyecto busca ampliar las capacidades de unos dos millones de jóvenes de entre 18 y 20 años que, por ahora, no pueden realizar muchas actividades cotidianas.

Comentá la nota