Bajar la persiana: alquileres caros y pocas ventas obligan a los comerciantes a cerrar

Según la Cámara de Comercio de nuestra ciudad, los dueños se niegan a renegociar los alquileres, que en el centro llegan a costar hasta 12 mil pesos mensuales. Locales que cierran y personal en la calle son las consecuencias.
Martín Garmendia, titular de la Cámara de Comercio de Bahía Blanca, confirmó que son cada vez más los locales que han decidido cerrar sus puertas, afectados por la crisis económica.

“Muchos esperaron que pasen las fiestas, para ver si repuntaba la actividad, pero durante el verano se dieron cuenta que no podían solventar los gastos y decidieron bajar sus persianas, y eso es notablemente visible sobre todo en el centro de la ciudad”.

Los dos factores que según Garmendia apresuraron la decisión de los comerciantes, son por un lado que los dueños de los locales no están dispuestos a renegociar los alquileres, que en muchos casos van de ocho mil a 12 mil pesos, y por otro lado las pocas ventas registradas.

“Sabíamos que esto iba a pasar”, aseguró Garmendia al tiempo que mencionó que muchos empleados se acercaron a la entidad ya que fueron despedidos o les acotaron la cantidad de horas trabajadas.

“La Cámara cuenta con una bolsa de trabajo, y es impresionante la cantidad de curriculums que nos acercan, sobre todos los jóvenes estudiantes de la zona, que antes se iban durante las vacaciones pero que éste año se quedaron en Bahía buscando trabajo”.

Comentá la nota