A bajar los decibeles

"Todos debemos neutralizar estas corrientes de locuras." De esta forma el presidente venezolano Hugo Chávez intentó ayer bajar los niveles de ansiedad y violencia que se viven en las calles de las principales ciudades del país desde el domingo pasado, cuando el gobierno suspendió la señal por cable de RCTVI por no cumplir con la nueva ley de medios audiovisuales. Ayer los estudiantes opositores volvieron a marchar; esta vez contra los cortes de luz.
Pero a pesar de su intención de distender la situación, el mandatario arremetió, sin medias tintas, contra la dirigencia opositora durante un foro económico en Caracas. "No nos dejemos arrastrar de nuevo por estos grupos fascistas que no son sólo los que están en la calles", advirtió. Según el mandatario, el movimiento estudiantil está siendo manipulado por los mismos sectores de poder que lideraron el golpe de Estado en su contra en 2002. "Están buscando muertos porque tumbar al gobierno no lo van a lograr. Están buscando violencia, muertos; buscando que un soldado pierda el control", aseguró.

Mientras Chávez hablaba, una nueva multitud de estudiantes opositores se concentró frente a la empresa eléctrica estatal para protestar contra el racionamiento de energía y fueron nuevamente dispersados por la policía con gases lacrimógenos. Según el diario local El Universal, dos estudiantes y un transeúnte resultaron heridos.

El martes pasado las mismas organizaciones estudiantiles habían protestado frente a la sede de Venezolana de Televisión (VTV), la señal estatal que tomó el lugar de RCTV como canal de aire hace dos años y medio, cuando el gobierno se negó a renovar su licencia por haber apoyado el golpe de 2002. Ayer, el presidente Chávez anunció un cambio en la gerencia del nuevo canal público. Sin dar demasiadas explicaciones informó que Yuri Pimentel dejaba el cargo y en su lugar asumiría Tania Díaz, la conductora del programa de opinión vespertino Dando y Dando, al que Chávez suele llamar por teléfono para comentar los temas de actualidad.

Pimentel había recibido en su oficina a un pequeño grupo de dirigentes estudiantiles opositores el martes y les aceptó un petitorio, en el que le reclamaban una cobertura "más equilibrada" de la situación política venezolana.

Comentá la nota