Bajan el castigo tarifario a los usuarios eléctricos

Es el que rige en el PUREE. Se elimina para el campo. Y se reduce para el resto.
Con una jugada a dos bandas que busca atender los reclamos de los usuarios y mejorar su posición de cara a las elecciones; el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli lanzó un paquete de medidas destinado a reducir las penalidades tarifarias que rigen en el servicio eléctrico.

En sintonía con las últimas decisiones de la Nación que morigeraron el impacto del aumento tarifario del gas, el mandatario bonaerense resolvió modificar cinco puntos clave del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE) que viene aplicando la provincia desde el 2004.

Los cambios en el PUREE regirán desde el pasado primero de abril y beneficiarán a todos los usuarios de las distribuidoras y cooperativas que prestan el servicio de energía eléctrica en el interior de la provincia. El conjunto de medidas- que fue instrumentado por medio una resolución del ministerio de Infraestructura-establece las siguientes modificaciones:

Se suprimen los gravámenes y las tasas provinciales que estaban vigentes sobre los recargos tarifarios del PUREE. A partir de ahora, las penalidades que pagarán los usuarios que no cumplan con las pautas de ahorro tendrán una rebaja del 15,5%. Es por la eliminación de las alícuotas del 5,5% de la ley 7.290 y del 10% del fondo de grandes obras eléctricas.

Para los usuarios residenciales, se reduce en un 50% el valor tarifario que se aplica para facturar los castigos que surgen de los consumos excedentes. Actualmente, la tarifa por la energía excedente es casi cuatro veces superior al valor normal del kW/h. Con este cambio, ahora el recargo tarifario llegará sólo al doble de la tarifa normal.

A los pequeños productores y usuarios del sector rural se les elimina el PUREE en forma total, con lo cual ya no tendrán que pagar recargos tarifarios.

En el caso de los grandes y medianos clientes, se flexibilizan las condiciones para que los comercios y las industrias puedan recategorizarse y evitar las multas por mayores consumos.

Para las industrias, se cambia el 2003 por el 2006 como "año-base" de comparación para la aplicación de los castigos.

Las medidas de alivio tarifario que tomó Scioli tendrán un doble impacto. Por el lado de los usuarios, los efectos serán variables de acuerdo con el grado de cumplimiento de las pautas de ahorro que impone el PUREE. Y por el lado de la recuadación que aportan los castigos, los funcionarios calculan que habrá una baja del 70% que llevará los ingresos actuales de la provincia de $ 25 millones anuales a sólo $ 8 millones.

Comentá la nota