Baja de las ventas en los comercios de Junín.

Prevén problemas muy serios de la actividad económica en un futuro próximo.
Después del conflicto con el campo y la crisis internacional, al comercio local le toca vivir la tercer parte de lo que parece una pesadilla que ya lleva más de un año: las consecuencias de la gripe A.

Juan Víctor Casella, presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín, manifestó que los bares y restaurantes, como los negocios en general, han sentido el impacto de la crisis.

Destacó la importancia de tomar medidas sanitarias, pero vaticinó que en poco tiempo más se va a sentir la baja en las ventas. "Al comercio y a todas las actividades económicas en general, que representamos como cámara, recomendamos extremar las medidas de higiene que ha anunciado el Ministerio de Salud. No podemos decir otra cosa", dijo el entrevistado.

"Tratamos de que el comerciante tome conciencia de la gravedad de esta epidemia y que a su vez le traslade eso a los consumidores", apuntó.

El personal

Respecto al personal de los comercios, que está en contacto con el cliente, o con la gente en general, Casella dijo: "Una de las medidas que hay que tomar es el lavado de manos constante, usar frecuentemente alcohol, pasarle alcohol a los mostradores, a las manijas. Cumplir con las normas de higiene que se han implementado, que están publicando los distintos medios. No nos queda otra alternativa".

"El comercio tiene que seguir funcionando, trabajando, tenemos una crisis económica muy seria, entonces no puede permitirse cerrar. Tiene que tratar de luchar contra esta epidemia con los elementos que nos da el Ministerio de Salud", propuso.

Baja de las ventas

A la pregunta si en Junín se daba una pronunciada caída de las ventas, como lo expresó la Cámara Argentina de Comercio, que habló de una baja del 80 por ciento respecto a junio del 2008, Casella respondió: "Nosotros en Junín todavía no podemos hacer una evaluación. El lunes (mañana), nos vamos a reunir en la Sociedad Comercio e Industria a tratar este tema. Pero sí hay una disminución de actividades comerciales, de las ventas. Esto es muy serio. Se está aconsejando que la gente no salga a la calle, que salga para hacer lo estrictamente necesario".

El entrevistado manifestó que en Junín no hubo despidos notorios. "No tenemos cifras como para decir que hubo tantas cesantías, pero vemos que disminuyó toda la actividad y también el trabajo informal, los oficios. Hubo una baja del trabajo", señaló.

Aclaró que generalmente los comercios minoristas no llevaban los porcentajes de las bajas en las ventas respecto a períodos anteriores, pero el comerciante, la persona al frente del negocio sabía que había vendido menos este año.

Hoteles

Como hotelero, Juan Casella dijo que hubo una importante disminución de la actividad que desarrolla. "Veníamos con crisis, pero la semana antes de las elecciones se notó mucho, y esta semana, con todo lo de la gripe, mucho más. Estuvimos reunidos con los hoteleros y coincidimos con que es muy baja la ocupación. Por supuesto, que primero está la salud, eso es primordial y todas las medidas que se puedan tomar para preservarla está por sobre toda las cosas, pero que la actividad económica tendrá problemas muy serios a futuro, o en pocas semanas más, es seguro".

Comentá la nota