Baja ocupación en La Angostura

La Secretaría de Turismo municipal señaló en un informe que durante febrero hubo 73.760 pernoctes en la villa, mientras que en 2008 fueron 86.861.
El balance de febrero dejó a muchos prestadores turísticos y dueños de hoteles con las caras largas. Los datos oficiales indican que la ocupación de plazas que se registró el mes pasado en los establecimientos habilitados alcanzó al 64,9 por ciento, lo que representa una fuerte baja en comparación con el mismo período del año pasado cuando llegó al 77,8 por ciento.

La Secretaría de Turismo municipal señaló en un informe que durante febrero hubo 73.760 pernoctes en la villa, mientras que en 2008 fueron 86.861.

Las cifras oficiales consignaron 12.294 turistas alojados en las 4.059 plazas habilitadas, lo que representa una baja del 15 por ciento respecto a febrero del año pasado cuando se contabilizaron 14.477.

Diferencias

Los datos confirman la tendencia que se había observado en enero: la mayoría de los turistas que visitaron Villa La Angostura optaron por hospedarse en los albergues, residenciales y cabañas de una estrella.

En esos establecimientos la ocupación en febrero se ubicó entre el 72 y 91 por ciento. De hecho, las cabañas de una estrella fueron las más requeridas por los visitantes con el 91 por ciento, mientras que las de dos y tres estrellas alcanzaron niveles de 68 y 69,75 por ciento respectivamente.

En cambio, la ocupación de los hoteles y hosterías se movió entre el 41 y el 65 por ciento. Los hoteles de dos estrellas fueron los que registraron la ocupación más baja con apenas el 31,85 por ciento.

La titular de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura, Nylda Fernández, dijo que febrero “pintaba que no iba a ver ocupación”.

El peor mes

Recordó que era el mes que “menos reservas tenía”, sobre todo, por la situación cambiaria con Chile, cuyos turistas habían perdido tras la devaluación de su moneda, la ventaja con relación al peso argentino.

De todos modos, Fernández afirmó que “la gente empezó a llegar en el día y muchos turistas se quedaron por uno o dos días”.

Y coincidió con los datos oficiales porque, “en verdad, los hoteles y hosterías tuvieron poca ocupación”. Destacó que “el turista fue muy cuidadoso a la hora de gastar” y comentó que la situación se observó en los comercios. Afirmó que “los servicios especiales que ofrece la villa no se utilizaron este verano”.

Comentá la nota