Baja de 48 a 17 % el índice de riesgo de contagio de Chagas

Desde mediados del 2008, y a través de una intensa tarea de prevención en Chagas, se logró bajar los índices de positividad al 17%, en el Departamento de San Rafael. En el último semestre de 2009, de 2750 viviendas se encontró el 2,72 % de positividad.
Considerando que Mendoza está dentro del área de mediana endemicidad para esta enfermedad, debido a condiciones ambientales propicias, hábitat ideal para su multiplicación y zonas de difícil acceso; las autoridades del área Salud de la Provinciaa, fijaron el objetivo del control de transmisión vertical, eliminación de la transmisión vectorial, control de transmisión transfusional y provisión de medicación para todos los casos agudos e indeterminados.

Según el informe del Área Sanitaria San Rafael, el equipo de trabajo conformado por: médicos, enfermeros, agentes sanitarios, administrativos y becarios, contando con el apoyo de la División Zoonosis del Gobierno de Mendoza, mientras que los Agentes Sanitarios realizan trabajo en terreno, que consiste en vigilar la vivienda y su periferia.

Omar Corvalán, jefe de los Agentes Sanitarios, resaltó que se está trabajando en el departamento de San Rafael desde el año 2007, tareas que se iniciaron con la inspección y control de 2000 viviendas aproximadamente, y que a principios del 2008 se constató un 48% de casos de positividad, es decir, casi la mitad de los casos observados poseían el agente vector: la vinchuca.

Indicó en tal sentido que las zonas de mayor índice de chagas en San Rafael son Cañada Seca y Villa Atuel, Atuel Norte, Malvinas y la Isla del Río Diamante, recalcando también que a mediados del 2008, a través de una intensa tarea de prevención, bajaron los índices de positividad al 17%.

Por otra parte, destacó que cada seis meses se realiza una nueva evaluación y vigilancia de aquellas casas que en un primer control se encontraron vinchucas a fin de verificar si aparecen nuevos casos; control que consiste en realizar una revisación profunda de la vivienda y sus alrededores como ser : gallineros, chiqueros y paredes sin revocar.

Agregó que comúnmente las vinchucas se encuentran alojadas en las viviendas que no están revocadas, en las grietas de las paredes, detrás de los cuadros, en los techos de caña, en todo aquel lugar que se pueda ocultar la vinchuca.

En caso de encontrar algún vector (vinchuca), se la determina como un caso positivo y se procede a realizar la fumigación y desinsectación de la vivienda y sus alrededores, también se derrumba los gallineros, hornos de barro, galpones, se les pide el revoque de paredes, aunque sea con barro, etc.

Las muestras son enviadas a la División Zoonosis o al Hospital Schestakow de Ciudad, a fin de poder determinar si ese vector (vinchuca) pueda estar infectado por el el Trypanosoma cruzi.

Por último, agradeció la muy buena predisposición de la gente en la cual se realiza el trabajo en terreno, donde se observa en forma progresiva y persistente un cambio de hábitos en la prevención del chagas.

En el último semestre de 2009, de 2750 viviendas se encontró el 2,72 % de positividad.

Comentá la nota