"Acá baja Dios a demostrar las cosas y no le creen"

Luego de conocer la condena de tres años de prisión, David se quejó del fallo y dio a entender que los jueces no lo juzgaron como a un ciudadano común.
"Tengo la sensación que el hecho de ser funcionario público te baja las defensas, en materia judicial uno como que pierde un montón de derechos y garantías que tiene un ciudadano común", comentó.

Reprochó, como lo había hecho durante el juicio, la valuación que los peritos realizaron del gimnasio La Caleta y las reformas a su vivienda. "Hay una valoración subjetiva de cuánto puede valer un inmueble", afirmó.

Sobre las pruebas aportadas para demostrar su inocencia soltó la frase: "Tengo la sensación de que acá baja Dios a demostrar las cosas y no le creen".

Insistió en que lo perjudicó haber sido un funcionario público. "No abro juicio de valor sobre las personas o sobre los actos. Sí considero que el llamarse Sergio David y pasar por la Dirección de Deportes no te pone en una situación igual a la hora de ser juzgado", comentó.

Adelantó que van a apelar el fallo. "Aspiro a que alguna vez este expediente se pueda ver de una manera objetiva sin que la carátula Sergio David haga algún prejuzgamiento inicial", completó.

Comentá la nota