La baja en la coparticipación también se sentirá en la Municipalidad

Este es el principal ingreso de la Comuna. Prevén que la crisis financiera internacional afecte la percepción de tributos municipales. El 1 de febrero entra en vigencia el revalúo inmobiliario. Este ingreso “extra” le daría un poco de “oxígeno” a las arcas capitalinas.
El panorama complicado que prevé el Gobierno provincial para las finanzas en 2009, también se hace extensivo a la Municipalidad capitalina. Es que ambas administraciones tienen como principal fuente de ingresos los recursos de coparticipación que se giran desde Nación. Pero la Comuna vive una situación aún más difícil: una pesada deuda que supera los 200 millones de pesos y que es similar a dos presupuestos anuales.

El subsecretario de Finanzas de la Provincia, Armando “Erik” Martínez, le comentó a “época” que 2009 posiblemente será el primer año, luego de seis, donde los giros de partida coparticipables sean inferiores al anterior.

Si ello ocurriera, la coparticipación que recibe Capital también será inferior. Si en 2008 los recursos resultaron insuficientes, las perspectivas para 2009 no son de las mejores.

Por lo pronto, los funcionarios de la administración de Carlos Vignolo adelantaron que no se aumentarán los gastos y se direccionarán los fondos a las áreas donde más se necesiten.

Quizá uno de los sectores donde más se sintió la falta de fondos fue Obras Públicas. Sin recursos para encarar trabajos, en la Comuna esperan por la implementación del revalúo inmobiliario que se aplicará desde el 1 de febrero.

Este incremento en los valores de los impuestos municipales impactará en el 50 por ciento de las viviendas de Capital y se estima que permita una oxigenación a las arcas de la Municipalidad por $200.000 mensuales. Este dinero será destinado con exclusividad al Fondo Fiduciario de Garantía para la Obra Pública (FOGOP).

De esta manera, la Secretaría de Obras y Servicios Públicos se garantiza contar con fondos para llevar adelante una serie de trabajos programados.

De todas maneras, en la Comuna las expectativas por mejoras impositivas son moderadas. Es que aseguran que si la crisis financiera afecta al comercio local y a los vecinos de Capital (con la pérdida de puestos de trabajo, por ejemplo) bajarán los ingresos por tributos municipales.

Por lo pronto, los funcionarios capitalinos anticiparon que no habrá incrementos salariales pero sí garantizan la continuidad del plan de regularización laboral encarado.

En 2009, Vignolo insistirá en lograr una mejora en la reprogramación del pago de las deudas. En 2008, la Comuna pagó obligaciones por 23 millones de pesos y no tomó crédito.

Prorrogan vencimientos

Por otra parte, la Secretaría de Economía de la Municipalidad prorrogó hasta el 31 de enero el vencimiento de la primera cuota de los impuestos municipales, además del Pago Anual Anticipado previsto para el día 12 del corriente, como así también la vigencia del Plan 6 por 1.

El Pago Anual Anticipado prevé, además, un descuento del 10 por ciento en los tributos sobre el total a abonar, mientras que el Plan 6 por 1, depara beneficios sobre seis cuotas adeudadas antes de 2008 por cada cuota de ese año que se abone.

Comentá la nota