Baja la cantidad de personas que se atienden en el Hospital Interzonal y se jerarquiza el servicio

En los últimos años, el número de pacientes en el HIGA cayó más de un 10 por ciento. Según los especialistas, esto se debe a una mejora en el servicio de atención primaria y las consecuencias son beneficiosas para la Salud Pública.
En el último lustro se advierte cómo, año a año, disminuye la cantidad de pacientes que se atiende en el Hospital Interzonal General de Agudos "Abraham Piñeyro". Según las autoridades de la institución, las razones de este descenso están estrechamente relacionadas con la mejora en la prestación de servicios en las unidades sanitarias.

Este avance en cuanto a la asistencia el nivel primario de la salud, tiene una incidencia directa en la atención en el segundo estadío, que es el Hospital. De esta manera, al decrecer el número de pacientes que concurren al principal centro de salud público de la ciudad, el servicio que allí se brinda, mejora y se jerarquiza.

Su director, el doctor Claudio Ricasoli, puntualiza que "la capacidad del hospital es acorde a la demanda que tenemos y todavía estamos capacitados como para poder absorber un eventual aumento de la demanda, siempre y cuando no sea algo muy excesivo".

Los números

Hace cinco años, el Hospital atendía anualmente a más de 170 mil pacientes. En 2008 ese número no llegó a 150 mil, y se espera que en este 2009 la cifra baje aún más.

El doctor Ricasoli explica que "lo que uno tiende a realizar es lo que determinan las normas de Salud Pública. Que haya una mayor consulta a través de los centros de atención primaria, que son las salitas, y una mejor calidad de prestación en el segundo nivel de atención, que somos nosotros, a través de las especialidades y el resto de los servicios. Con lo cual, si uno dice que disminuye la cantidad de demanda espontánea, o de consultas que pueden ser solucionadas por el primer nivel, obviamente va a reducirse la cantidad de consultas anuales aquí".

Para dar un ejemplo, tomando las consultas médicas, paramédicas, odonto-lógicas y de guardia, de las casi 140.400 atenciones que se dieron en el año 2007, se bajó a algo más de 125.700 en 2008, un número que, según los cálculos, se prevé que se mantenga o incluso marque un nuevo descenso en 2009, lo que ratifica que este tipo de asistencia básica es absorbida en parte por el sistema de atención primaria.

En cuanto a las consultas en el Hospital, la desa-gregación estadística indica que un 72 por ciento corresponde a consultas ambu-latorias programadas, un 18 por ciento a consultas ambulatorias no programadas, y el 10 por ciento restante a consultas no médicas, ambulatorias programadas.

De acuerdo con los registros existentes, el año pasado se contabilizaron 736 partos, de los cuales, poco más del 51 por ciento fueron por cesárea. Además, se realizaron 884 intervenciones quirúrgicas programadas y 810 no programadas.

El análisis

La estadística hospitalaria marca que del total de atenciones que se realizan en el "Abraham Piñeyro", un 60 por ciento corresponde a pacientes de Junín y el 40 restante a otros partidos. Hace menos de 3 años, esta relación porcentual era de 69 y 31.

En el mismo sentido, los pacientes que en 2006 provinieron de la Región Sanitaria III conformaban un 88 por ciento del total, mientras que hoy en día se estima que esa proporción ha bajado a un 78 u 80 por ciento.

"Estas modificaciones se dan porque nos estamos abriendo más -señala Ricasoli- y es una consecuencia lógica, porque al disminuir la cantidad de gente de Junín que utiliza el Hospital, aumenta el porcentaje de gente de otras ciudades que viene".

Para el director del HIGA, "disminuye el número pero aumenta la calidad y jerarquiza la consulta, porque viene la consulta especializada, aquella que requiere de un especialista, de un tratamiento más específico que el que se puede hacer en el primer nivel de atención. Esto es lo que estamos logrando en los últimos años, para lo cual estamos trabajando con la Región Sanitaria y con el Municipio".

Esta ponderación de la atención, se puede observar en la concurrencia de pacientes que, aún con posibilidades de atenderse en otros lugares por estar afiliados a alguna obra social, eligen el hospital. Hace algunos años esto no era posible, ya que el HIGA no tenía convenios con las diferentes mutuales, pero ahora que sí los tienen, ven cómo mucha gente prefiere el Hospital.

Como resultado de este escenario, más del 25 por ciento de los pacientes atendidos allí son mutualizados. Ricasoli destaca que "para una ciudad como Junín, con la estructura de salud que tenemos acá, eso es muy bueno. No nos olvidemos que hay 4 clínicas de categoría, con lo cual la persona mutualizada tiene muchas opciones en privado par hacerse atender. Y que 1 de cada 4 nos elija, nos llena de orgullo y habla muy bien de nosotros".

Comentá la nota