Baigorrí dijo que en el nuevo sistema de Apross “todo es incertidumbre”

El secretario General de la entidad reclamó que la Provincia escuche a las entidades médicas. Sostuvo que los médicos vuelven a ser la variable de ajuste. Afiliados siguen pagando adicional o plus
Eloy Baigorrí, secretario General de la Federación Médica de Córdoba, señaló ayer, en diálogo con este diario, que en el nuevo sistema de la Administración Provincial de Seguro de Saludo (Apross) “todo es incertidumbre”. También pidió que la Provincia reconozca a las gremiales médicas y se siente a dialogar.

Este nuevo sistema, que dejó atrás el gerenciamiento, comenzó a funcionar hace poco más de dos semanas. A esta altura, el médico villamariense destacó que los profesionales de la salud están desorientados y sin información: “Lo que se ha hecho es volver a ignorar los intereses de los médicos. Y por eso decimos que este sistema va a fracasar, no nos cabe la menor duda”.

Los afiliados, por su parte, siguen pagando adicionales o plus en casi todos los casos.

Desinformación

-¿Cómo empezó a funcionar el nuevo sistema de la Apross?

-Mal, muy mal. No hay comunicación, los médicos estamos desorientados, no sabemos bien cuánto es el arancel que nos van a pagar, no sabemos cuánto nos van a pagar a los especialistas y a los no especialistas, cuándo nos van a pagar, si se va a seguir la cadena con el sistema anterior en la que ya había un mes y medio casi de atraso. Nosotros habíamos pedido los honorarios de segundo y tercer nivel desglosados, es decir que todo lo que sea honorario acreditárselo directamente al médico; aparentemente el segundo y tercer nivel va a seguir exactamente igual al que venía siendo con el gerenciamiento, es decir que ese monto lo van a manejar las clínicas. En definitiva, nosotros podemos decir hoy por hoy que estamos satisfechos que se haya terminado con el negocio de pocos que era el gerenciamiento, pero de ahí en más el resto es todo incertidumbre.

-¿Es decir que Apross no designó interlocutores para hablar con ustedes?

-No sólo que no ha colocado interlocutores, no nos ha reconocido como entidad a la Federación Médica. Pese a que al doctor Rodríguez (Rodolfo, titular de la Apross) le sirvió como trampolín ser secretario de la Federación Médica de Córdoba, él estuvo en el cargo que yo hoy tengo, hoy dice que la Federación Médica no existe. Y habla con las clínicas y los sanatorios, y así va el sistema: mal, con quien hable le va a decir que el sistema no anda. Y hay incertidumbre en función de cuánto va a ser la consulta.

-No saben si se les va a reconocer la deuda pendiente, no saben cuánto demorarán los pagos...

-Nada.

-¿Y qué prestaciones resultan las más afectadas con este cambio, tampoco se sabe?

-Uno por ahí escucha las cosas más inverosímiles. Por ahí se escucha que algunos especialistas dan dos o tres turnos por mes. Todas las entidades médicas intermedias nos hemos ofrecido porque este sistema de libre elección, si alguien no se encarga de ordenar los afiliados y de concientizarlos que esto no es un viva la pepa, y si alguien no controla también las prestaciones va a terminar en dos, tres o cuatro meses totalmente desfasado. Lo que vemos que para que esto no se produzcan las variables de ajuste volvemos a ser los médicos, por eso les paga a las clínicas y no a los médicos.

-¿Ustedes no van cobrar por cada prestación que realicen?

-Es que el problema es que hay algunas clínicas que están haciendo un 30, un 40 y hasta un 50 por ciento de retención de lo que están pagando. Así que no hay forma. El médico ante esa alternativa no tiene otra que arreglar con el afiliado, porque lo que pasa con los sanatorios no sabés si los vas a cobrar o no. Esto es lo que queremos que se aclare. Pedimos audiencia al gobernador y nos derivó al ministro de Salud (Oscar González), que también fue miembro de mesa ejecutiva de la Federación Médica hace muchísimos años. Estos señores se olvidaron que defendieron los intereses de los médicos y hoy defienden otros intereses, menos los de los médicos.

-Este panorama que usted describe ¿cómo repercute en el afiliado, en la persona que necesita del sistema médico?

-Tiene que pedir turno y va a conseguir la misma respuesta que antes. Desgraciadamente en muchos casos se van a cobrar adicionales, va a seguir pagando y teniendo el mismo trato que tenía con el sistema anterior. En la medida que no se dé participación a todos los actores de esto ningún sistema va a andar, que no le quepa ninguna duda a nadie.

-¿Esto quiere decir que para el afiliado es como si nada hubiera cambiado?

-Exactamente. Lo único que puede sentir es que va a haber algunos prestadores más, porque le digo más, ni siquiera ha habido muchos más prestadores incluidos dentro de los que ya estaban. Hoy puede ir a un oculista, mañana a otro y pasado a otro si es que trabajan por Apross, hay muchos que todavía no saben si trabajan o no trabajan, están inscriptos pero no le han comunicado nada, si tienen que facturar o no. Esto es un pandemonium.

-¿El sistema de prácticas para el afiliado se modificó?

-Supuestamente no se modificó.

-¿Ustedes qué están pidiendo?

-Que Apross regularice esta situación, que reconozca a los gremios médicos de toda la provincia, a todos los colegios médicos y a la Federación Médica, y que nos podamos sentar por lo menos a hacer escuchar nuestras inquietudes para poder dar respuestas a nuestros colegas, porque hoy por hoy no tenemos ninguna información. Hemos sido ignorados por el ex IPAM, y las consecuencias obviamente las pagan los afiliados.

-¿En algunos casos se cobran adicionales?

-Yo le diría que en casi todos los casos se cobran adicionales.

-¿De cuánto?

-Va de 20 a 40 pesos. Esto es lo que a la Federación Médica le llega como información de intermediarios. ¿Pero por qué pasa esto?, porque no hay nada claro. Si en Villa María uno le pregunta a médicos cuánto le pagará el Apross, le dirían no sé, dicen que 20, que 25 pesos. Es una burla, es un desprecio que a un profesional hoy le paguen 20 pesos la consulta. No le quepa la menor duda que bajo ningún aspecto eso va a permitir que se saque el adicional, la consulta mínima y ética del Consejo de Médicos es de 40 pesos.

Comentá la nota