Bahía de las Tablas abre nuevamente sus puertas

El gobierno le otorgó la concesión a Ivisa, la firma del hotel casino cinco estrellas.
Bahía de Las Tablas, el complejo turístico que ocupa una de las playas más bellas del dique de Ullum, abrirá sus puertas nuevamente a la gente el próximo 1 de diciembre de la mano de Ivisa, la firma propietaria del hotel casino Del Bono Park. El gobierno le entregó la concesión provisoria por dos años, y la empresa se comprometió a invertir unos 5 millones de pesos para poner a punto el predio, según fuentes de la firma.

El complejo estaba cerrado desde fines de marzo pasado, después de que la cota del dique bajara a su máximo histórico y la empresa que la administraba, la cadena de hoteles Howard Johnson, decidiera salir del negocio y entregar las llaves.

Bahía de las Tablas se había convertido en un lugar exclusivo, donde pocos tenían ingreso, pero eso cambiará a partir de diciembre próximo ya que Ivisa quiere acercar el lugar a todos los sanjuaninos. La gente podrá acceder a sus playas y pasar día pagando una entrada accesible o bien abonar $550 por toda la temporada para toda la familia.

"El slogan de Bahía es 'Este verano el mejor lugar de San Juan es para vos', porque el grupo Ivisa tiene la intensión de retribuir a la provincia", dijo Pablo Bazze, gerente de Del Bono Park.

Además, las 36 cabañas que tiene construidas serán habilitadas en el 2010, después de ser refaccionadas, y serán alquiladas en forma independiente.

Contó que además de los $5 millones iniciales que invertirán en el lugar, ya tomaron a varios ex empleados del complejo y antes de diciembre generarán otros 40 o 50 puestos de trabajo, "lo cual es beneficioso para los ulluneros", dijo.

Bazze destacó que en junio, cuando asumieron este compromiso, se encontraron con un predio abandonado y con algunas instalaciones muy destruidas. Las primeras tareas fueron reciclar las tres piscinas, las canchas de tenis, de beach vóley, fútbol, rugby, y construir nuevos quinchos parrilleros.

También se están armando los servicios náuticos, y el club de niños -dirigido a grupos de entre 3 y 12 años- para que tengan actividades especiales.

La segunda etapa, contó Bazze, incluye el armado de eventos sociales y corporativos y el área de alojamiento.

La historia

Antonio Soler, director de Recursos Energéticos (área de la cual depende todo el perilago), explicó ayer que la firma Bahía SA era quien tenía la concesión de Bahía de las Tablas por 30 años y ésta la entregó para su administración a Howard Johnson.

En junio pasado el gobierno resolvió dar caducidad al contrato de concesión con Bahía SA por incumplimiento de inversiones prometidas desde el 2004 a la fecha. Casi al mismo tiempo, la firma Bahía envió una nota renunciando a su concesión.

Entonces la firma Ivisa realizó una propuesta de inversión al gobierno y éste decidió darle una concesión provisoria por dos años. Mientras tanto la empresa trabaja para solicitar la concesión definitiva de la explotación, que puede ser por 20 o 30 años, según dijo Soler.

"Hay un elemento de peso más: La gente de Bahía se iba y el complejo quedaba solo. El Estado debía hacerse cargo de la custodia y no hay gente para eso. El complejo sería tierra de nadie y lo iban a desmantelar en pocas semanas y eso bajaría su valor. Aceptamos la oferta de Ivisa después de analizar varias ofertas que no reunían los requisitos", explicó ayer Soler.

Comentá la nota