Bahía Blanca no será la primera.

El sistema lanzado en Capital Federal por Mauricio Macri llegará ahora a los bonaerenses en 90 días y será de aplicación simultánea en todos los municipios de la provincia.
El denominado scoring en la provincia recién se aplicará cuando estén todos los municipios de acuerdo y su implementación no se hará en forma parcial.

La puesta en marcha del sistema de puntaje será simultánea en todos los municipios, según precisaron ayer desde el gobierno bonaerense que, de ese modo, descartaron la posibilidad de que el registro de conducir por puntos sea implementado en algunos distritos antes que en otros.

Uno de los municipios que había adelantado que quería hacer punta en la instrumentación del mecanismo que rige desde el primer día de enero en la Capital Federal era el de Bahía Blanca, cuyo intendente, Cristian Breitenstein, señaló el jueves último, que había acordado con el gobierno bonaerense que su distrito sería "uno de los primeros en implementar este sistema".

También se mencionaba a La Plata como otro de los distritos en los que el scoring sería implementado, aunque esa alternativa fue descartada por fuentes del gobierno bonaerense, que aseguraron que "el scoring en la Provincia se aplicará simultáneamente en todos los municipios".

Las fuentes explicaron que "La Plata es uno de los pocos municipios que ya está en condiciones de poder poner en marcha el scoring, porque adhirió al Registro Unico de Infractores de Tránsito y a la Licencia Unica de Conducir, pero no lo implementará porque el sistema se instrumentará todo junto".

Como se sabe, el scoring comenzará a utilizarse en la provincia de Buenos Aires en tres meses, según acordaron autoridades de los gobiernos nacional, bonaerense y porteño. La idea es que el sistema funcione en forma coordinada con la Capital Federal.

El acuerdo para aplicar el scoring en la Provincia se logró en una reunión realizada en la sede del Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSVI), tras la convocatoria que el organismo efectuó para allanar el camino que conduzca a una unificación de políticas viales en los dos distritos.

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, confirmó que "en dos o tres meses la Provincia pondrá en práctica un sistema de scoring para los conductores, una vez que los 134 municipios presten su acuerdo" al Registro Unico de Infractores de Tránsito.

Pérez sostuvo que el scoring es "sólo un punto" de los contemplados por la ley nacional e insistió en la necesidad de que la Capital Federal adhiera a la normativa que, según afirmó, "es superadora del sistema de infracciones por puntos, ya que prevé un registro centralizado y unificado de infractores".

Por su parte, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, recalcó que "el sistema de scoring que se aplica en la Ciudad de Buenos Aires es importante, pero no cumplía el objetivo central si no estaba integrado con la Provincia, ya que sólo el 16% de las infracciones registradas son de automovilistas con licencia verificada en la Capital Federal".

El sistema resta puntos del registro de conducir cuando se cometen infracciones al cual ya se han adherido 12 provincias y otras nueve que están tramitando sumarse.

Según explicó el ministro del Interior, Randazzo en la Provincia existen 134 municipios y más de 2000 lugares en donde entregan registros y por eso el cambio de sistema no será automático.

Se estima que en tres meses, una vez que se unifiquen los datos, todas las jurisdicciones de Provincia ya usará el sistema de puntaje.

En principio se creará un registro único de infracciones de tránsito, que regulará a todos los infractores. Se buscará que todas las licencias de conducir sean iguales en las provincias y luego se aplicará el denominado scoring.

Como primero comenzará a usarse sólo en Provincia y Capital, una persona que pierda puntos en Avellaneda ya no podrá sacar su registro en Carmen de Patagones o alguien que haga una infracción en Corrientes y 9 de julio y tenga carnet bonaerense comenzará a ser penado con el descuento de puntos.

"Nos había parecido interesante el sistema aplicado en la Ciudad, pero que no terminaba de redondearse, porque no se podía sancionar a quien tuviera registro o domicilio en otro distrito. Este acuerdo entre Ciudad y Provincia es un gran avance", graficó Randazzo.

El sistema que rige en Capital otorga a cada conductor 20 puntos que se irán descontando de acuerdo con la gravedad de las infracciones. Al perder la totalidad de puntos, el infractor podrá hacer, por única vez, un curso vial y así recuperará su registro.

Comentá la nota