Bachelet dispuso que funcionarios hagan test para saber si consumen drogas

El gobierno de Michelle Bachelet aplicará unos 600 test de drogas a altos funcionarios públicos, incluidos viceministros, para saber si consumen algun tipo de fármacos no justificado en cuestiones médicas.
La medida coincide con iniciativas similares aplicadas en el Poder Judicial y está enmarcada en la nueva Ley de Drogas, que norma que quienes desempeñen estas funciones no deben consumir determinadas drogas, salvo por razones médicas.

Las sustancias susceptibles de ser controladas son marihuana, clorhidrato de cocaína, opiáceos, éxtasis y anfetaminas.

La idea es "contar con procedimientos que disminuyan el riesgo del consumo de droga en las personas que desempeñen altos cargos", dijo el viceministro de Interior, Patricio Rosende, al diario La Tercera.

Los controles serán realizados con fondos públicos por empresas privadas, y los resultado sólo serán conocidos por el ministro del área y el afectado.

Las personas que arrojen positivo deberán someterse a un tratamiento para seguir en su cargo.

Esta no es la primera vez que los exámenes son aplicados al aparato público. A fines de 2008, 400 funcionarios debieron someterse a este tipo de controles de manera privada.

Comentá la nota