Los azules seducen a Félix y dejan afuera al gabinete

Los azules seducen a Félix y dejan afuera al gabinete
Mazzón llamó al intendente de San Rafael para reunirse. Marcan la cancha a los sindicalistas.
Con la lapicera en mano, el justicialismo ensaya varios esquemas para lograr acuerdos que le eviten ir a la interna partidaria para elegir los candidatos para los próximos comicios legislativos.

El sector azul, el más poderoso del PJ, intentará en las próximas horas acercar posiciones con el eje formado por los intendentes Omar Félix (San Rafael) y Alejandro Abraham (Guaymallén) y, de esta manera, dejar afuera del reparto de cargos al espacio conformado por ministros de Celso Jaque y el sector sindical.

El domingo por la noche, el Gobernador y los intendentes decidieron delinear una "mesa chica" donde se vieran reflejados todos los sectores del peronismo y que pudiera avanzar con las negociaciones.

Abraham fue nombrado como el representante de Eje Peronista; el intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez, de los azules; el intendente de Las Heras, Rubén Miranda, naturalmente quedó nominado porque hoy está jugando solo dentro de la interna y aspira a presidir el partido; el ministro de Gobierno, Mario Adaro, quedó como voz del frente conformado por algunos ministros de Jaque (como los secretarios de Medio Ambiente, Guillermo Carmona y de Turismo, Luis Böhm) y sindicalistas (como los diputados nacionales Dante González y Guillermo Pereyra).

Enojados porque los desafiaron a una interna, los azules (que responden al asesor presidencial Juan Carlos Mazzón) buscan ahora llegar a un acuerdo con los jefes comunales de San Rafael y Guaymallén y cierran puertas a las aspiraciones de los funcionarios del Ejecutivo y de los gremialistas. Según confirmaron a Los Andes desde el Sur, el intendente Félix recibió una llamada de Mazzón y viajaría hoy a Buenos Aires para encontrarse con él.

Consultado por este diario, Giménez dijo desconocer el encuentro pero dejó en claro que los ministros de Jaque "son necesarios ayudando al Gobierno en la gestión" y respecto a las pretensiones de los sindicalistas subrayó: "En los últimos tiempos, nunca el movimiento obrero estuvo tan representado como ahora en el justicialismo, con dos legisladores nacionales que tienen más de dos años de mandato por delante".

El cacique justificó el rol determinante que deben tener los intendentes peronistas en la definición de los cargos para legisladores nacionales. "Creo que lo importante es que todos los sectores del peronismo entendamos que lo importante es priorizar el Gobierno provincial y apoyar al nacional", resumió Giménez.

El frente de los ministros, en cambio, confía en que será Jaque quien tendrá la última palabra si no llegan a armar una lista única de candidatos. "Creo que el Gobernador debe ser un factor ordenador en la toma de decisiones", dijo Carmona. En el entorno de Jaque ayer insistían en que éste volvió a tener en su poder "la lapicera que definirá los nombres".

El acuerdo entre los azules y el Eje peronista está trabado por la disputa por los candidatos a primer senador y primer diputado nacionales. Los primeros pretenden que sea el intendente de Maipú, Adolfo Bermejo, la cabeza en la lista del Senado y que Félix vaya como diputado. Ambos intendentes aspirar a pelear la Gobernación en 2011.

El sureño Félix ya ha dicho públicamente que sólo dejará la intendencia sanrafaelina para ser senador nacional. Si no lo logra, según confirmaron desde el entorno del sureño, seguirá al frente de la comuna y se postulará como presidente del PJ de San Rafael.

La premisa que sostienen desde este sector es que si Félix no es candidato, su distrito quedará debilitado y en ese diagrama, el eje Félix- Abraham estudia como plan B colocar en la lista de consenso un candidato a primer diputado que, aunque no sea el intendente sanrafaelino, esté identificado con él.

Si no consiguen acordar, irán a la interna con una lista que lleve a Félix como primer senador nacional y a Abraham como presidente del PJ.

Comentá la nota