Los azules se rearman para recuperar peso dentro del PJ.

Ante los movimientos que se visualizan en el Gabinete, los aliados de Mazzón se reunirán para definir acciones.
El cimbronazo que vivió el seno del justicialismo luego de la dura derrota del 28 de junio dejó una brecha evidente entre los sectores que componen el peronismo local. Así el sector azul busca recuperar su poder inicial, mientras que los principales referentes del Ejecutivo lo culpan de la debacle electoral.

En medio de los fuertes rumores de cambios, el PJ profundiza cada vez más la distancia entre las distinas vertientes que componen el justicialismo. En este sentido, los azules, que siempre se mantuvieron al lado del Gobernador Celso Jaque, ahora buscan recuperar su poder de decisión en la interna, luego de que se los señala como principales responsables de los 20 puntos de diferencia con los candidatos cobistas en las legislativas.

"Estamos esperando ver la evolución de Bermejo -que está con parte médico hace tres días por un pico de presión arterial- para definir cuando nos reunimos, pero esperamos que sea este fin de semana o principios de la próxima", declaró el jefe del bloque oficialista en Diputados, Carlos Bianchinelli.

Esta reunión, además de fortalecer a los azules, pretende potenciar la imagen del senador electo Adolfo Bermejo, así como posicionar nuevamente al asesor presidencial, Juan Carlos Mazzón, como un pilar dentro del justicialismo. Esto, especialmente luego de que algunos funcionarios cercanos a Jaque busquen quitarle poder.

Queda por ver hasta que punto ahora Mazzón influirá en los movimientos políticos del Gobernador. según Bianchinelli, cuando asumió Jaque desde su grupo no influyeron en los cambios, "nos mantuvimos al margen respetando la estructura propuesta". Sin embargo, si hubo una queja en ese momento, y es la misma que sostienen hasta ahora: quieren ver fuera al actual secretario de Gobernación Alejandro Cazabán.

De todos modos, Bianchinelli aseguró que acompañarán a Jaque en sus decisiones, "pero que tengan en cuenta que nosotros debemos defender después las propuestas que algunos de los funcionarios actuales llevan a la Legislatura".

Análisis del cambio

Los opositores aseguran que los cambios anunciados en el Ejecutivo nacional no son más que el movimiento de fichas sin cambios en la gestión. Además, señalaron la necesidad que no ocurra lo mismo en el Gobierno provincial.

"Lo que se informó desde Nación no es una señal positiva, ya que no hicieron más que cambiar las posiciones con los mismos jugadores. Siguen siendo los mismos personajes cercanos a Kirchner; ahora seguramente culparán a los que se fueron de la derrota en las legislativas", declaró a Ciudadano el diputado cobista Andrés Marín.

Algo que señalaron los legisladores es la importancia de que en Mendoza el Ejecutivo no implemente la misma estrategia. "Hace tiempo que pedimos cambios, incluso el propio justicialismo lo hace, pero por lo pronto no vemos voluntad de hacerlos, y ya pasaron dos semanas desde las elecciones. Será que Jaque necesita más tiempo para reflexionar", finalizó Marín.

Comentá la nota