Azul: El Concejo no aprobó la rendición de Cuentas, por segundo año consecutivo

Tal como ocurrió el año pasado con los estados contables de 2007, por mayoría de votos de la oposición no aprobaron lo ejecutado por la actual gestión municipal en 2008.
Al fundamentar su posición opinaron que no hay una decisión política de resolver las cuestiones de fondo, que hay una déficit de gestión y que no invirtió en cuestiones sensibles para la comunidad como el Parque Industrial y el pavimento.

"No se han corregido los problemas estructurales", expresó Burgos durante el tratamiento de la rendición de cuentas 2008.

Ayer,, en una extensa sesión especial que comenzó al mediodía y culminó alrededor de las 17 horas, el Concejo Deliberante, por mayoría, no aprobó la rendición de cuentas 2008 del Ejecutivo Municipal, al igual que ocurrió el año pasado cuando tampoco le aprobaron los estados contables de 2007.

Mayoritariamente, tampoco convalidaron actuaciones remitidas por el Departamento Ejecutivo (cinco expedientes, de los cuales uno está en el Concejo para su tratamiento, referido al contrato para el tratamiento de los residuos patogénicos. A los que se suman dos relacionados con contratos de locación de profesionales del cual, según mencionó el concejal Aldo Daher, no hay aún suficientes precisiones en cuanto a su contenido en el seno del cuerpo).

Sin objeciones se aprobó la compensación de los excesos incurridos con las economías producidas. Para el tratamiento del tema se pusieron a consideración tres despachos. Uno firmado por Carlos Bevacqua (Unión Celeste y Blanco) y Aldo Daher (Frente para la Victoria), otro firmado por Lindor Burgos (UCR) y un tercero suscripto por Laura Kolman (Frente para la Victoria). En todos los casos se promovía la desaprobación de la rendición de cuentas y la aprobación de la compensación de los excesos incurridos con las economías producidas, con la única diferencia de que el radicalismo promovía la convalidación de las actuaciones remitidas por el Ejecutivo en un anexo.

Todos los concejales de la oposición impulsaron la desaprobación de la rendición de cuentas del año pasado, cuyo tratamiento tuvo la particularidad de que el oficialismo no presentó su despacho aprobatorio porque el edil Néstor Mansilla no pudo firmarlo el pasado jueves, cuando se resolvió la convocatoria a sesión especial, ni tampoco estar presente en el encuentro de ayer, pese a que según lo explicó Leandro Prat, estaba redactado.

Finalmente, y luego de un cuarto intermedio, prevaleció el despacho firmado por Daher y Bevacqua que fue unificado con el suscripto por Laura Kolman.

Los fundamentos

Los bloques de la oposición fundamentaron la desaprobación de la rendición 2008 en que se estimó erróneamente la futura disponibilidad de algunos recursos como, por ejemplo, lo que se iba a percibir por el derecho de publicidad y propaganda y por el fondo solidario de salud.

El cálculo de recursos de 2008 fue de 78.302.055,66, y luego ampliado en 2.385.143,44 pesos.

Respecto a los gastos, advirtieron excesos en cuanto a los fondos autorizados en algunas partidas y por otro lado, que en otras no se utilizó la totalidad de lo aprobado por el Concejo Deliberante como es el caso de las obras de infraestructura del Parque Industrial II y la partida asignada al presupuesto participativo. Es decir, que la diferencia entre lo anunciado y lo ejecutado en distintas partidas del presupuesto 2008 demuestra, al entender de los concejales de la oposición, una disminución de lo ejecutado en áreas de alto impacto comunitario y aumento del gasto en partidas características administrativas y burocráticas.

Sostuvieron que en la rendición de cuentas elevada por el Ejecutivo se observa falta de planificación con respecto al desarrollo productivo de esta ciudad.

Puntualizaron, además, que al 31 de diciembre de 2008 el total de la deuda municipal es de 23.126.518,72 pesos; el déficit ascendió al cierre del ejercicio pasado a la suma de 6.803.955, 49 pesos y la deuda por créditos tributarios era de 77.345.045,69 pesos.

Consideraron, asimismo, que se mantiene el monto de la deuda de los contribuyentes con el municipio, evidenciando la falta de una política de recaudación adecuada. Entendieron que el nivel de actividad observada en la administración comunal durante el ejercicio 2008 se aprecia como deficitaria en términos de obras de infraestructura urbana, viviendas, pavimento, cordón cuneta, caminos rurales, etc.

Lo que se dijo

El presidente del bloque de la UCR planteó tener diferencias con las decisiones que se tomaron para la ejecución del presupuesto 2008, especificando que no se ejecutaron obras necesarias tales como cordón cuneta y pavimento. "Hay una incoherencia entre lo proyectado y lo hecho", aseguró Lindor Burgos para luego precisar que sería importante la autarquía del sistema de salud para una mejor asignación de los recursos.

También habló de los extensos tiempos que se dan entre los anuncios hasta que los vecinos ven las obras plasmadas. "Tenemos serias dificultadas de gestión", opinó y estableció su desacuerdo con las decisiones que se tomaron a la hora de evaluar los gastos. Para finalizar, aseguró que "no se han corregido los problemas estructurales" de la actual gestión municipal.

Laura Kolman, del Frente para la Victoria, consideró que hubo un programa de gobierno que no se cumplió y enumeró promesas incumplidas.

Por su parte, el edil Aldo Daher dijo, en principio, que "lo que habíamos dicho en cuanto al presupuesto está a la vista ahora" y puntualizó que se presupuestaron recursos que luego no ingresaron. "Se gasta más de lo que se presupuesta, eso es una realidad. Están desbordados los números del municipio", estimó en otro tramo de su alocución.

A su vez, recordó que desde su bloque no avalaron el aumento a los funcionarios y criticó "los premios políticos que se pagan" e hizo hincapié en que "el personal municipal no está bien". Señaló que "no se refleja en la ciudad el presupuesto con que cuenta el municipio", resaltando que "no hay una decisión política de aportar al desarrollo productivo".

Asimismo, consignó que "quedó demostrado que la pavimentación era un anuncio de campaña".

Por los motivos enumerados, subrayó que "más allá de los números no hay una decisión política de resolver las cuestiones de fondo".

El presidente del cuerpo, Leandro Prat, como vocero del oficialismo explicó las razones que motivaron que el bloque de la Coalición Cívica no haya presentado un despacho y advirtió que las readecuaciones que se realizaron sobre lo presupuestado fueron "razonables".

Por otro lado, manifestó que "nos hemos olvidado lo que fue el 2008", citando como ejemplo los efectos de la sequía. Recordó, además, que "tuvimos una inflación del 25 por ciento" y que desde hace ocho meses está en el Concejo la reformulación del presupuesto 2008 sin que haya sido tratada.

También enumeró obras realizadas por el Ejecutivo y, ante los problemas financieros que mencionó la oposición, informó que la Provincia, a través del Tribunal de Cuentas, consideró que "el municipio de Azul posee suficiente capacidad financiera" en el trámite para la obtención de un crédito para pavimentación.

En tanto, el concejal del Vecinalismo Independiente Carlos Bravo opinó que "hay un estancamiento en la ciudad de Azul" y citó que en esta ciudad una cuadra de asfalto cuesta 100.000 pesos mientras que en Bolívar tiene un costo de 37.000 pesos. "Esa diferencia es producto de una mala gestión", consideró al referirse a la rendición de cuentas 2008.

Claudio Bevacqua, de Acción Independiente, entendió que de las últimas rendiciones de cuentas "esta ha sido la más prolija". Opinó que "sigue faltando el modelo de desarrollo que uno quiere para Azul" y, por otra parte, que debe ser revisado el sistema de recolección de residuos.

Desde el bloque de Unión Celeste y Blanco, Carlos Bevacqua fue quien propuso el cuarto intermedio para unificar los despachos. Al referirse a las cuentas municipales de 2008, especificó que hubo una sobreestimación de recursos y que hubo desvíos en programas muy sensibles para la comunidad, como las obras del parque industrial.

El presidente de la bancada del Frente para la Victoria, Santiago Zaffora, aseveró que "estamos en presencia de un modelo municipal que no puede dar respuestas concretas a los vecinos. Un modelo burocrático donde falta obra pública y su correspondiente vinculación con el trabajo". Mencionó al respecto que "solamente el 33 por ciento de lo presupuestado se destinó al Parque Industrial". "Hay déficit de gestión, ese es el punto central", consideró el edil del Frente para la Victoria.

Por último, el concejal Rubén Rodríguez consignó que no hubo argumentos sólidos por parte del oficialismo para defender la rendición de cuentas, y como representante gremial defendió la situación del personal municipal en cuanto a lo salarial.

Comentá la nota