"O nos ayudan o nos retiramos"

Directivos de la asociación vecinal de fomento El Boquerón aseguraron que si el municipio no toma cartas en el asunto frente a sus reclamos y de no ponerse en marchas su propio plan de ordenamiento territorial, en el cual se restringe el sector de invernaderos y quintas; entregarán la personería jurídica por considerarse "manoseados y ultrajados como institución y como personas".
Directivos de la actual sociedad de fomento elevaron un comunicado a la prensa, haciéndolo extensivo a todos los vecinos, que fueron notificados en asamblea extraordinaria.

Entre otros términos, comentaron que "ya se agotaron todas las instancias frente al Estado municipal, quedando como resultado un abandono total a la comunidad y con una falta de respeto dada por muchos años a la institución".

Ignacio Luna, tesorero de la asociación vecinal, recordó que desde hace tiempo están bregando para que la comuna aprueba un plan de ordenamiento territorial propio que ya fue presentado en varias oportunidades, en el cual, entre otras cuestiones, se establece una restricción a los quintas e invernaderos "ya que se busca que se respete el origen de R7 del barrio El Timbo y R8 de Los libres, que están dentro del paraje El Boquerón".

"En su momento -dijo- los Anchorena paseaban por la zona como barrio residencial. Hay que conservar los orígenes, No queremos entorpecer la actividad de nadie pero tampoco que nos avasallen", confesó con indignación.

Haciendo referencia al comunicado interpretó: "Queremos crecer en nuestra comunidad para las generaciones venideras y además no entendemos por qué no tenemos el beneficio de un convenio y herramientas para el mantenimiento del barrio".

Prioridades

En otros términos, comentó que el 10 de junio de 2007 se inició la batalla con la prioridad de obtener el ordenamiento territorial, que fue elaborado juntamente por los vecinos del barrio y presentado en la Defensoría del Pueblo.

En este punto señaló que la defensora Mónica Felices lo envió a su vez a la Dirección de Planeamiento de Obras Públicas para que el Ejecutivo lo encuadrara dentro de las normativas legales.

"Sentimos que cajonearon nuestro proyecto y por eso le decimos al intendente municipal que si esto sigue así literalmente nos corremos como sociedad de fomento", concluyó Luna.

Comentá la nota