Más ayuda social para las comunas del PJ

En los días previos a las elecciones, el Ministerio de Bienestar Social (MBS) –la cartera que dirige la entonces candidata a diputada nacional Cristina Regazzoli, hoy electa– repartió 314 mil pesos en subsidios destinados a "solventar gastos de acción social". Del total de la suma distribuida, sólo 25 mil llegaron a una comuna gobernada por el Frepam, el principal frente opositor, integrado por la UCR, PS y MID; el grueso, 237 mil pesos, fue para municipios gobernados por el Partido Justicialista y los 52 mil restantes para dos comisiones de fomento y una municipalidad dirigidas por juntas vecinales.
Cuando sólo faltaban horas para los comicios, en las cuales los pampeanos debían elegir a tres diputados nacionales y tres senadores, este diario denunció la marcada utilización de los subsidios de la cartera social para la compra de voluntades. Los pasillos del Ministerio estuvieron repletos de personas retirando subsidios en los días previos al acto eleccionario. Muchas de ellas llegaban acompañadas por conocidos punteros justicialistas de toda la provincia. El gobernador Oscar Jorge adjudicó semejante demanda de ayuda social a la llegada del frío, pero el lunes 29 en los pasillos ya no había nadie, tal cual como sucedería en los días posteriores.

Así, la excusa de las bajas temperaturas por la llegada del invierno fue refutada en forma contundente. "Así es el comportamiento de la gente", dijo la ministra ante una consulta puntual de LA ARENA.

Bajo el mismo signo.

Excepto una resolución del día 24 de junio, por la cual se destinaron 10 mil pesos a la comuna de Quemú Quemú (PJ), todas las disposiciones de Bienestar Social referidas a la distribución de subsidios para acción social para las comunas están fechadas el 19 de mayo, cuarenta días antes de las elecciones. Las gestiones justicialistas que recibieron la ayuda –además del municipio quemuense– fueron las de las comisiones de fomento de Colonia Santa María ($10.000); Gobernador Duval (25.000); Perú (10.000); La Reforma (20.000); Unanue (15.000); Rucanelo (15.000); y Quetrequén (10.000). También las de las municipalidades de Uriburu (20.000); Luan Toro (15.000); Embajador Martini (17.000); Arata (20.000); Anguil (30.000) y Puelches (20.000).

Entre las localidades gobernadas por juntas vecinales, dos comisiones de fomento, Falucho y Pichi Huinca, recibieron la ayuda –10.000 y 12.000 respectivamente–, al igual que la Municipalidad de La Adela, con 30 mil pesos.

Sólo Puelén.

Llamativamente, sólo un municipio gobernado por el Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), Puelén, recibió un aporte no reintegrable para solventar gastos de acción social. Esa comuna recibió un subsidio de 25 mil pesos. Se trata del 7,9 por ciento de los fondos que el MBS repartió entones, siempre de acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial. En cambio, las comunas justicialistas recibieron el 75,4 del total de esas sumas, contra el 16,5 que fue volcado a las otras tres localidades, gobernadas por juntas vecinales.

Luego de las elecciones generales del año 2007, donde, entre otros cargos, se eligieron intendentes y presidentes de comisiones de fomento, el Partido Justicialista se quedó con el gobierno de 51 de las 79 localidades de la provincia. En el año 2008, Santa Rosa, una de las gobernadas por el PJ y con más de 100 mil habitantes, pasó a manos del Frepam, que se impuso en las municipales del 31 de agosto. Actualmente, el PJ gobierno el 60% de las comunas pampeanas y el Frepam el 30.

Comentá la nota