Sin ayuda provincial, las cuentas municipales están en aprietos

Varios intendentes han tenido que postergar obras públicas para poder afrontar la crisis financiera.
La crisis financiera y sus efectos como la inflación no son ajenos a los municipios mendocinos, quienes, en afán por hacer frente al pago de salarios en tiempo y forma deben reducir desde los gastos corrientes hasta dejar de lado obras públicas programadas.

Si bien hay comunas que aseguran que, por el momento, la recesión no los ha obligado a frenar la ejecución de las construcciones presupuestadas, sí destacan que comenzarán a sufrir los ajustes en caso de no recibir en un futuro próximo una ayuda por parte del Ejecutivo provincial.

En junio pasado, Ciudadano publicó que varios departamentos tenían problemas para hacer frente a sus obligaciones; por lo tanto, estaban frenando algunas obras con el objetivo de poder pagar los salarios.

Es de destacar que, generalmente, los sueldos de los empleados municipales abarcan más de la mitad del presupuesto. Por esto, muchos departamentos de la provincia necesitan ayuda para poder mantener el pago de los mismos y continuar con las obras y demás tareas establecidas.

Con respecto a esto, departamentos como Godoy Cruz y Junín destacaron la crítica situación que atraviesan las comunas. Mario Abed, intendente de este último, explicó que hasta el momento están "resistiendo".

Según puntualizó el cacique de Junín, se están realizando las obras programadas, al igual que el pago de salarios en tiempo y forma, pero para lograr esto han tenido que "recortar gastos corrientes".

"Estamos ahorrando, acá no hay escobas que se tiren, zapas que se cambien ni camiones que se rompan, estamos resistiendo con mucho dolor", sentenció Abed.

Con respecto a una posible ayuda monetaria de parte del Gobierno provincial, el intendente de Junín dijo que no la ha recibido y agregó: "Nunca cuento las monedas que no tengo en el bolsillo".

Por otra parte, desde la comuna de Guaymallén explicaron que para hacer frente a las obligaciones realizan "achiques de gastos corrientes como combustibles, teléfonos".

Al referirse a las construcciones estipuladas, enfatizaron que este departamento está cumpliendo con el plan de obras, pero que las mismas están "más lentas pero no se han suspendido ni paralizado".

La situación en Godoy Cruz

Martín Kerchner, secretario de Hacienda de Godoy Cruz, destacó que en esta comuna los recortes se hacen desde enero y agregó que cualquier municipio tendrá problemas en lo que queda de 2009.

Con respecto al plan de obras de la comuna, Kerchner explicó que las obras más importantes (barrio Flor de Cuyo y refuncionalización de la calle Perito Moreno) están en etapa final, pero que las mismas son realizadas con fondos del municipio.

Con respecto a las obras realizadas con fondos del Gobierno, como el de pavimentación, Kerchner explicó que de los $9 millones que estaban destinados a Godoy Cruz, desde Hacienda provincial les comunicaron que sólo $700.000 estaban disponibles, pero sobre ese total, sólo la mitad del dinero llegó a la comuna.

Sobre esto, el secretario de Hacienda de Godoy Cruz destacó la falta de apoyo del Ejecutivo provincial y la demora en los envíos de los fondos a las comunas.

Otra de las obras que este departamento está afrontando mientras espera la llegada de los fondos provinciales es el Centro Integrador del Oeste. Kerchner destacó que, en este caso, la comuna sólo debía poner el espacio físico porque allí la provincia instalaría cuerpos especiales de la Policía, como Caballería, para llevar más seguridad a la zona, pero en lugar del $1.800.000 que se destinaban a la misma, sólo llegaron $360.000.

"Este es otro compromiso que el Gobierno no cumplió", sentenció el funcionario.

Con respecto a los recortes realizados por Godoy Cruz para llevar adelante las obras pautadas, Kerchner explicó que los mismos se realizaron en viáticos, compra de bienes capitales y gastos que no impactaran en el servicio directo.

Además, puntualizó que de los 2.100 empleados municipales que había en 2007 cuando iniciaron la gestión, en la actualidad hay 1.880, reduciendo así el 10% del personal.

Comentá la nota