La ayuda llega por tarjeta para 5.000 familias

Son las que distribuye el Ministerio de Familia para acceder a la comida. Las fabrican en los Estados Unidos y, para fin de año, esperan superar las 10.000 entregadas.
VIEDMA (AV).- La primera etapa del Programa Comer en Familia con tarjetas magnéticas reúne en la actualidad a unas 5.000 familias rionegrinas.

Los "plásticos" son confeccionados en Estados Unidos para la empresa Visa, y distribuidos por el Ministerio de Familia; de acuerdo a un padrón de beneficiarios.

Aún restan incorporarse como beneficiarias alrededor de 400 familias, que para esa cartera, se está en vías de cumplir con los trámites correspondientes.

Este listado fue confeccionado en setiembre pasado, y se espera completar el año con una segunda etapa hasta alcanzar las 10.346 familias beneficiarias.

Estos datos fueron incluidos en un balance efectuado por la cartera social al responder un pedido de informes del bloque legislativo del Justicialismo, respecto de la administración de fondos tanto provincial como nacional para la atención alimentaria.

Este tipo de apoyo se está desarrollando en Allen, Catriel, Cinco Saltos, Cipolletti, Choele Choel, El Bolsón, Ingeniero Jacobacci, Lamarque, Luis Beltrán, Río Colorado, San Antonio Oeste, Villa Regina y Viedma.

El coordinador general de Comer en Familia, Juan Carlos Peña, indicó que la ampliación de la tarjeta magnética a otros sectores será paulatina ya que depende de los trámites y el relevamiento comercial que se lleva a cabo en distintos puntos de la provincia.

"En las localidades más grandes no aparecen demasiados inconvenientes -apuntó- porque existen sucursales de supermercados que entregan alimentos mediante el uso de ´posnet´, pero en las localidades más chicas hay problemas ya que ni siquiera se puede usar este tipo de sistemas de cobro, porque los comerciantes ni siquiera tienen línea telefónica".

Comentó a "Río Negro" que a pesar de que se confeccionan en el país del Norte, la entrega a la provincia tarda apenas 15 días y hasta ahora nunca hubo problemas o equivocaciones con los nombres en los listados. La cobertura total se está haciendo por etapas, en base a que se deben elaborar listados y certificar la condición de beneficiario.

La emisión de la tarjeta está a cargo de Visa Internacional que concentra la fabricación en ese país, y luego llegan a la provincia por intermedio del Banco Patagonia. El costo de fabricación para la provincia insume unos 618.000 pesos, mientras que la inversión oficial en planes alimentarios reporta unos 25 millones anuales. Se entregan sin cargo al beneficiario hasta la cantidad de tres, si es que pueden sufrir extravío. Recién al cuarto reclamo se les cobra una suma por la confección del plástico.

"La meta no es fácil de cumplir porque en Ñorquinco o Darwin no tienen demasiado movimiento financiero como para implementar este mecanismo, aunque lo estamos incentivando, y por ahora, haremos todo atendiendo a las familias con vales", insistió Peña. Los planes alimentarios reúnen a un total de 35.000 beneficiarios en la provincia, ya que además del mencionado grupo se están distribuyendo ayudas a pequeños ganaderos (3.000 personas durante este año), madres solteras y niños (1.724), celíacos (724) y el Programa Nacional El Hambre más urgente (9.131).

Comentá la nota