La ayuda a Inarco, aprobada: el PJ votó a favor y los bloques opositores en contra

La Cámara de Diputados de la provincia aprobó este mediodía, con el voto mayoritario del PJ, un convenio para que Inarco pueda terminar la obra del Megaestadio.
Por ese convenio, cuestionado duramente por opositores, se prolongarán los plazos de construcción hasta dentro de 420 días, se autorizará a redeterminar los precios de parte de los trabajos a valores de fines de 2008 y se permitirá más obras a la firma piquense.

La empresa debía terminar el estadio en 2007, pero por errores de cálculo tuvo que desmontar el techo y empezar a hacer uno nuevo. La mayor parte del costo lo afrontará la constructora.

La ley fue aprobada por mayoría a partir del voto positivo del justicialismo y los votos negativos del Frepam, la Coalición Cívica, el Bloque Radical Independiente.

Quien fundamentó a favor del convenio, por el PJ, fue el diputado Juan Ramón Garay: sostuvo que Inarco S.A. es una empresa pampeana con "suficiente respaldo" para llevar adelante el proyecto. "Existieron fallas en la estructura metálica de la obra y la empresa se hace responsable de las mismas proponiendo un nuevo plazo de 420 días corridos hasta su finalización", dijo. "Es sólo una ampliación en el plazo pero que no generará gastos al Gobierno provincial", expresó.

Por su parte, Adrián Peppino (Frepam) manifestó que la obra viene con inconvenientes desde su inicio con fallas en los funcionarios a la hora de licitar y adjudicar. Según el diputado existieron incumplimientos a la Ley de Obra Pública y va a costar más de lo presupuestado.

Peppino recordó, incluso, que se recurrió a Fiscalía de Investigaciones para saber quienes son los responsables de las deficiencias.

En tanto, Juan Carlos Scovenna (Coalición Cívica) dijo que esta ley es como "una campana rota ya que no tiene ni ton ni son" y que nada tienen que ver los diputados con ésta cuestión ya que hay una Ley de Obra Pública y es el Ejecutivo quien debe tomar la decisión.

Se construyó el 80 por ciento de la obra, por lo que legisladores opositores estimaron que, a valores históricos, Inarco ya ha cobrado al menos 25 millones de pesos. A eso se deben sumar redeterminaciones de precios e intereses. Además, ahora se sumarán más redeterminaciones de precios, intereses y trabajos adicionales.

El Gobierno provincial le solicitó, a través de este convenio, más obras que no estaban previstas originalmente: la constructora deberá instalar pasarelas técnicas para llegar a los equipos de iluminación, colocar un revestimiento de pintura epoxi y hacer un "cerramiento perimetral superior" que permitirá un mejor aislamiento térmico del edificio.

El Ejecutivo Provincial envió a la Legislatura el proyecto porque es una ampliación de plazo con más una modificación dentro del contrato original y no una ampliación de las reguladas en la Ley de Obras Públicas, según se explicó oficialmente.

El Gobierno provincial argumentó que no pagará de más. Pero lo cierto es que los valores de los insumos estarán calculados a agosto de 2008, en vez de hacerlo como estaba originalmente previsto, es decir, un año antes.

Comentá la nota