"Sin la ayuda del Gobierno nacional no podríamos trabajar"

Alrededor de 1.300 operarios de las textiles tucumanas complementan sus salarios con un aporte oficial de $ 600 mensuales a cada uno
"La crisis no ha pasado y en el ámbito laboral del sector textil la preocupación es muy importante", dijo a LA GACETA el abogado de la Asociación Obrera Textil (AOT), Luis Salado. Sostuvo que los programas de recuperación productiva, que el Gobierno nacional instrumentó en la industria textil, permitieron que se genere cierta contención en el plano laboral y que se frenen las suspensiones y despidos.

"A través del dinero que el Ministerio de Trabajo le entrega a los trabajadores -$ 600 mensuales- como parte del sueldo, las empresas tienen la posibilidad de ahorrar, y esperamos que lo hagan para que puedan promover nuevas inversiones en las fábricas", indicó Salado.

"Sin ese programa no podríamos estar trabajando", apuntó el letrado. Dijo que de los 3.600 trabajadores que se desempeñan en la industria textil tucumana, 1.300 complementan su salario con el aporte del Estado nacional. "Esta ayuda les permite a cada textil un ahorro salarial de entre $ 200.000 y $ 500.000 mensuales", añadió.

Salado recordó que el sector textil de la provincia perdió unos 500 puestos de trabajo en el último año, por efecto de la crisis generalizada.

"Las empresas básicamente tienen el problema de la competencia desleal que proviene del exterior, sobre todo de China, aunque genera expectativas la posibilidad de que se cierre la frontera a estos artículos.

El abogado de la AOT expresó que hay malestar en el ámbito laboral textil porque no se avanza en la definición de una mejora salarial en el sector. "Tenemos un básico de $ 1.400 y estamos por detrás de la mayoría de las industrias, y esto no se puede tolerar", concluyó Salado.

Comentá la nota