La ayuda escolar, otro problema para las finanzas del gobierno

Mientras avanza febrero, los sindicatos estatales comienzan a reclamarle al gobierno que prevea el pago de algún refuerzo, para que las familias con hijos en edad escolar puedan afrontar el inicio del ciclo lectivo.
ATP habla de un "plus" de 200 pesos, el Sitrapp de 250 y la CGT oficialista quiere que, al menos, se anticipe el pago de la escolaridad. Es que los productos básicos para mandar a los chicos a la escuela registran aumentos importantes. Por ahora, el gobierno analiza los pedidos y mantiene el silencio.

Además del latente reclamo de incremento salarial que los sindicatos mantienen como arma de negociación sin demasiado éxito, el inicio de las clases ya provoca que los gremios ensayen otro pedido al gobierno de Luis Beder Herrera: un "plus" para que los trabajadores con hijos en edad escolar puedan afrontar el comienzo del ciclo lectivo mas o menos dignamente.

Pedidos hay para todos los gustos. La Asociación de Trabajadores Provinciales reclama 200 pesos "extras". El Sindicato de Trabajadores Públicos Provinciales pide 250 y la CGT de Jorge Reynoso se conforma con que el gobierno adelante el pago de la escolaridad.

Si bien hasta ahora el gobierno se ha mantenido en silencio, distintas fuentes del oficialismo han admitido en las últimas horas que los reclamos están siendo analizados y coinciden en señalar en que "algo hay que hacer".

Sin embargo, la decisión no será fácil para el Ejecutivo, en un contexto de crisis que ya impacta seriamente en los ingresos nacionales por coparticipación y amenaza con profundizarse durante el primer semestre del año.

Mas allá de las previsiones del gobierno en el gasto, las necesidades de la gente para mandar a sus hijos a estudiar son notables. Es que los costos de los insumos para afrontar un nuevo año escolar han trepado considerablemente en las últimas semanas, especialmente con respecto a los precios de marzo 2008.

Útiles, guardapolvos, uniformes, ropa deportiva y zapatos exhiben incrementos que van del 15 % al 50 %, por cada producto en forma individual, a comparación del año pasado.

El mayor aumento se observa en productos a base de papel y en el calzado. De hecho, un relevamiento realizado por la Asociación Riojana del Consumidor -ARCo-, en supermercados y librerías de Capital, indica un alza del 45% aproximadamente, en términos generales.

Comentá la nota