Ayer la demanda de potencia en Misiones trepó a 322,5 megavatios, casi record

La intensa ola de calor que azota a la región del NEA volvió a disparar en la noche del miércoles el pico de demanda de potencia en la provincia, que trepó a 322,5 megavatios a las 22 horas, apenas un megavatio menos que el último récord registrado durante la anterior ola de calor -de diez días de duración- a finales de noviembre de 2009.
La lluvia en el Sur de la provincia trajo alivio al bajar abruptamente la demanda a 247 megavatios, aunque en el centro y norte de Misiones el calor sigue siendo agobiante.

Cabe recordar que el pico de demanda de potencia de 2008 fue de 296 megavatios, es decir que en 2009 se registró un incremento de casi el 10%.

La situación de demanda máxima requirió un intenso trabajo de redistribución de carga de energía en toda la provincia para evitar colapsos como los que lamentablemente ocurren en otras jurisdicciones del país.

En Misiones, y gracias al trabajo coordinado de los técnicos de la Guardia de Operaciones, de Despacho de cargas, de Redes y Servicios y de los Distritos del interior, se procede a suspender el suministro en las zonas puntuales para evitar daños mayores a las instalaciones y se realimentan desde otras líneas menos recargadas, con lo que se aminoran notablemente las afectaciones. Esto requiere una guardia permanente de todo el personal disponible y un puntilloso control de los sectores con posible sobrecarga.

Uno de los puntos críticos se dio en Puerto Iguazú, donde la demanda está al filo de la capacidad instalada. En esta localidad se instala un transformador que triplicará la potencia actual, y que estará operativo en marzo de 2010, para cuando se espera el nuevo pico de demanda de potencia.

En Posadas. Las tareas de redistribución de cargas y atención de puntos críticos fueron intensas durante la madrugada de hoy. En la ciudad de Posadas, se interrumpió el suministro en la Subestación 502 del barrio Pratt de Itaembñe Miní, en el que se procedió a cambiar un transformador ante la falla del original.

El Barrio Terrazas también sufrió una interrupción desde las 23 debido a que se reemplazó el Seccionador 501 que alimenta a la Subestación 703.

Por otra parte, las tareas llevadas a cabo durante la madrugada, demandaron la apertura del Seccionador 539, que alimenta a Itaembé Miní en su totalidad, desde las 2 hasta las 2:30.

Una vez finalizados los trabajos y normalizado el servicio, la Subgerencia Guardia Reclamos continuó con la tarea de verificación y reparación de reclamos individuales.

Comentá la nota