Ayer asumió Lourdes López al frente de Desarrollo Social

El intendente, Juan José Bahillo, puso en funciones a la nueva secretaria de Desarrollo Social, Lourdes López Echenique, en un acto realizado ayer en el Salón Azul de la casa municipal junto a funcionarios, concejales, amigos y familiares de la flamante funcionaria.
En la ocasión se dio lectura al Decreto N º 2027/09 del Departamento Ejecutivo Municipal (DEM), que da cuenta de la nota de renuncia presentada por María Luisa Britos al frente de ese cargo y el Decreto Nº 2023/09 que le aceptó la decisión.

Ante la necesidad del reemplazo, Bahillo, fundamenta que López Echenique ocupe dicho lugar, ya que "durante el ejercicio de su cargo de directora de Tercera Edad demostró reunir las condiciones de formación, idoneidad y experiencia" para ocupar la titularidad de Desarrollo Social.

La norma, rubricada por el intendente y el secretario de Gobierno, Germán Grané, aclara que la designación "reviste carácter político, razón por la cual la persona designada no gozará de la estabilidad del empleado Municipal y se encuentra excluida de las normas establecidas en la Ordenanza Nº 7921/85".

Al término del acto, el intendente dijo confiar "plenamente en la capacidad y el compromiso de Lourdes, demostrado en una excelente gestión en la Dirección de Tercera Edad". Si bien reconoció que "la Secretaría abarca al sector más sensible de nuestra comunidad", no dudó en que la flamante funcionaria "estará a la altura de la circunstancias, por su forma de ser, su sensibilidad y plena entrega". Remarcó la oportunidad de "generar cambios sustanciales que apunten al crecimiento y fortalecimiento de la política social de la gestión, apuntando hacia los nuevos desafíos que nos queda en lo que resta de nuestra gestión".

Los desafíos

Tal como viene denunciando EL ARGENTINO en reiteradas oportunidades, la expansión de la pobreza es uno de los mayores desafíos que debe enfrentar toda cartera de Desarrollo Social.

En materia de agenda, un tema que no admite demoras es la expansión y proliferación de los asentamientos poblacionales. Tan sólo desde octubre del año pasado a la fecha han crecido cuatro grandes instalaciones marginales, ubicadas en las siguientes zonas: Boulevard Montana y Primero de Mayo; Avenida de Las Tropas y Boulevard Martínez; Avenida de Las Tropas y Ayacucho (en franco crecimiento); y Camino de la Costa, publicada por EL ARGENTINO en la edición del martes.

El problema de los asentamientos tiene diversas cuestiones, es decir, no es un problema en sí mismo sino que generan múltiples inconvenientes: el principal las vulnerabilidades sociosanitarias y la inseguridad en todos sus conceptos.

Además, la flamante funcionaria deberá reconducir los casi 600 planes trabajar que quedaron de la debacle del año 2001, cuando eran cuatro mil personas las que accedieron a ese beneficio. En este caso, generar fuentes de trabajo a partir de microemprendimientos (como sucede en la Feria de la Vieja Terminal) y capacitar en oficios debería ser las coordenadas de la gestión.

La agenda más próxima en materia de calendario es el fortalecimiento de la campaña de descacharrización que previene el dengue y la consolidación de los ocho centros de salud municipales.

La violencia familiar y la necesidad de generar más herramientas para brindar protección a la niñez son otros de los grandes temas que requieren de un rol protagónico a nivel municipal.

El otro punto clave será un mayor desarrollo territorial y esto se logrará con presencia de los funcionarios en las zonas más críticas de postergación social.

Comentá la nota