Ayarza Garré dice que pudo ser un error no integrar lista provincial.

Juan María Ayarza Garré, concejal y principal referente de Unión Chivilcoyana, se reunió con el intendente Ariel Franetovich.
En una entrevista con Radio del Centro admitió que pudo ser un error no haber conseguido integrar una lista con referentes provinciales.

Ayarza Garré dejará su banca en diciembre, y ayer se entrevistó con Franetovich. En una entrevista con Radio del Centro, afirmó que "ante el resultado de las elecciones cada uno debe asumir sus responsabiliades".

"Me comuniqué con Juan José Ascheri, con Néstor Zaccardi (presidente del radicalismo) y Fabio Britos, y me puse a disposición de ellos para facilitar toda información que necesiten del Concejo".

"No podemos olvidar que los bloques de la oposición quedarán con dos concejales cada uno, Unión Pro, Acuerdo Cívico y nosotros".

"Nosotros, como siempre, apoyaremos lo que está bien y rechazaremos lo que está mal".

Indicó que "lo mismo hice con el intendente. Le dije que no va a cambiar nuestra posición. No vamos a aflojar porque un tropezón no es caída".

-¿Usted no se hablaba con el intendente?

-No, no nos hablamos hasta el día que se inauguró la pista de ciclismo en el basural. Una obra bárbara. Ahí nos dimos la mano.

La noche anterior a la elección nos cruzamos en el Clun La Pampa. No soy rencoroso, y no me olvido las cosas que me dijo en su momento, pero uno debe dejar de lado las cosas personales, y su amenaza fue personal.

El debe saber que nosotros vamos a seguir trabajando con responsabilidad.

-¿La reunión la pidió usted?

-Sí, lo hablamos el lunes en Unión Chivilcoyana.

-¿Se superaron las diferencias?

-Estuvimos hablando. El encuentro fue correcto.

Con relació a la elección coincidimos en el arrastre de De Narváez. Lo mismo se ve en el Acuerdo Cívico. Las listas locales tienen menos votos que las nacionales.

Le dijimos que lo que está bien lo seguiremos apoyando, y rechazaremos lo que está mal.

-¿En su partido analizaron lo ocurrido?

-Nos reunimos el lunes a la noche, y hoy lo volveremos a hacer.

Esta fue una elección atípica. El arrastre de los votos de los de arriba nos hizo pedazo; y a las 3.866 personas que nos votaron, les decimos que deben tener la tranquilidad de que seguiremos procediendo como corresponde.

Indicó que el lunes tuvieron reunión de trabajo: Analizamos todo, y es claro. Hay 3.866 vecinos que no votaron la boleta chorizo ni el arrastre. Votaron a Unión Chivilcoyana.

-¿Cree que fue un error no haber ido con otra lista provincial y nacional?

-Para nosotros era difícil. Si nos alineábamos con la gente de Margarita Stolbizer -los primeros que nos vinieron a ver-, quedábamos mal con los peronistas que nos acompañan.

Si nos alineábamos con la gente de Francisco De Narváez -que también se acercaron-, quedábamos mal con los radicales que están en Unión Chivilcoyana.

Es muy difícil resolver esos temas. Si bien el resultado es malo, tiene algo positivo, y es que no nos comprometimos con nadie.

Tenemos la tranquilidad de consciencia de haber procedido como corresponde.

En el futuro Dios dirá, porque realmente es muy difícil que funcione la tijerita. La gente no lo entiende.

-Ustedes también mantuvieron conversaciones con la gente de Martín Sabbatella…

-Sabbatella nos llamó para escribir las bases de un nuevo partido, y cuando fuimos no pudimos escribir ni un renglón, porque estaba todo hecho.

Nosotros reconocemos el vecinalismo, el municipalismo, y las diferencias con el conurbano son importantes. Reconocemos que la gestión de Sabbatella en Morón es admirable, pero no fue posible avanzar juntos.

-¿Cuál es la autocrítica que hacen en Unión Chivilcoyana?

-A lo mejor fue un error no habernos juntado con otro partido. El arrastre llevó a todos los candidatos locales hacia arriba.

Nosotros quedamos con los votos genuinos. Los peronistas que antes nos votaban, en esta oportunidad creemos que no lo hicieron.

Comentá la nota